Sensaciones enfrentadas en la 31ª Media Maratón Elvas-Badajoz

A primeros de julio empecé a entrenar el día de hoy. Unas veinte semanas de entrenamiento programadas para llegar en un estado óptimo el 11 de noviembre a la salida en el Parque da Piedade, en Elvas. Se ha sacado tiempo a destiempo para cumplir con las sesiones, se ha entrenado con más de 35ºC, se ha puesto ilusión, esfuerzo y sacrificio, pero esto no es 2+2. Aquí entran más factores que no podemos controlar y algunos que incluso desconocemos. Hoy ha sido uno de esos días en los que "algo" ha pasado y aún no sé explicar qué, aunque hay más teorías que personas. Ha sido cruzar la meta y no saber si estar contento o enfadado, ha sido un día de sensaciones enfrentadas en la 3ª Media Maratón Elvas-Badajoz.

Con Feijoo por la Avda de Elvas

Aunque lo pueda parecer por el resultado, doy fe que no he estado vendiendo humo estos días.  Venía muy preparado física y mentalmente, los que han competido conmigo ultimamente saben que estoy fuerte. En secreto unas molestias en el isquio que han puesto en riesgo mi carrera en más de tres o cuatro momentos pero que al final han respetado. No había, ni hay, excusa que poner. Se ha competido bien, muy bien incluso diría yo, aguantando el esfuerzo hasta la meta, pero ha sido cruzar la meta casi con tres minutos de retraso respecto a mis previsiones y quedar un tanto decepcionado.

Como consuelo el de los tontos, el mal de muchos, y es que los tiempos por lo general han sido bastante lentos comparados con los previstos e incluso comparados con los del año pasado. Ese "algo" parece que nos ha afectado a todos.

En la salida me coloqué fatal, bastante retrasado. Esto hizo que me tuviera que poner las pilas en los primeros metros para no perder mucho tiempo. Por los exteriores y por las aceras conseguí salvar este obstáculo sin perdida de tiempo, y ya en el acueducto iba a la altura de carrera correcta.


Antes de la bajada alcancé a mi amigo y compañero Feijoo, lejos de sus ritmos competitivos, y a Antonio Grillo. En la bajada comentábamos que el grupo bueno estaba justo delante, a unos 20 metros, pero había galgos de peso y no merecía el esfuerzo alcanzarlos para no poder después continuar. Allí estaban Nino, Kiri, Abraham Pagador, Víctor Hernándo y Jorge Villar entre otros. Sí dimos alcance a otro chico y la primera mujer.

Tras la bajada sigue una rampa en subida y, tras esta, ya la carretera en llano. Ahí Grillo se va adelante y nos quedamos Feijoo y yo. Ambos estuvimos haciendo la goma uno con otro, según nos íbamos encontrando mejor o peor. En este tramo hasta llegar a Caia me fui dando cuenta de la frustrante realidad: me sentía bien, sentía que iba corriendo rápido, pero cuando el reloj avisaba del ritmo del último km éste rondaba los 3:45, cuando prentendíamos ir por debajo de 3:40. ¿cómo podía ser? ¡si me sentía bien! Y así un km detrás de otro, pitando los kms más lento de lo que parecía que iba. Parecía el mal sueño de cuando te persiguen y no eres capaz de avanzar.

En otras ocasiones revientas o eres consciente de que vas mal, pero yo me sentía bien. El grupo de delante no se distanciaba significativamente, no iba perdiendo posiciones, entonces entendí que algo estaba sucediendo en general que la carrera estaba siendo lenta. Así que me resigné a seguir compitiendo dignamente aunque supiera que el tiempo final no iba a ser el deseado.

A partir de la frontera fui tirando de Feijoo, fui alcanzando a corredores, por delante a lo lejos se veía a Grillo. Esto me decía que iba bien posicionado y que estaba compitiendo bien. Alguien del público contando las posiciones me dice que iba el 28.

El Puente de la Universidad lo cruzo en solitario luchando contra el viento. Igual que la zona siguiente del paseo Fluvia, que se hizo interminable pero iba concentrado en que el esfuerzo fuera constante y no bajar ritmo. Ya en la subida de la autopista, justo antes de la recta de meta, sólo iba pendiente de que el isquiotibial derecho no me diera el latigazo definitivo, después de varios avisos desde el mismo inicio de la carrera.



Finalmente en recta de meta aprieto para mantener la posición con un atleta que venía detrás mia. Sabiendo ya que el tiempo iba a ser el que iba a ser aprovecho para saludar al gentío y agradecer que estuvieran ahí animando a los corredores y, finalmente, al ver el reloj 1:19:44 lo primero que se me viene a la cabeza es que creía que iba a ser peor. Entré 25º en la clasificación general y 7º de mi categoría.

Sensación positiva: bien competido, soportante adversidades físicas y aguantado el ritmo, aunque no el deseado, hasta el final, sin perder posiciones por flaquear.
Sensación negativa: mucho tiempo invertido para este día y sensación de haberlo tirado a la basura. Ya... la forma física ganada está ahí y es una inversión de cara a posteriores retos, pero hoy lo primero que me viene es este pensamiento.

Punto y final a este reto y mañana mismo comienza el siguiente: Maratón de Badajoz, del que aún no hay fecha oficial. A continuación os dejo los datos de mi carrera



Leer más...

Ya sólo queda disfrutar de la 31ª Media Maratón Elvas-Badajoz

Y por fin ya está aquí la media maratón que llevo preparando desde primeros de julio. 20 semanas de cuadrar entrenos, de buscar tiempo donde no lo había, de mirar siempre adelante, de paciencia, de esfuerzo, disfrute, sacrificio pero sobre todo ilusión. Ya sólo queda disfrutar de la 31ª Media Maratón Elvas-Badajoz.



Tomaremos la salida más de 1800 atletas desde la localidad portuguesa de Elvas, lo que garantiza un ambiente de lujo tanto en los momentos previos como en el transcurso de la carrera dentro de la carrera. Desgraciadamente el trayecto por carretera no favorece la presencia de público durante muchos kilómetros, aunque sí está garantizada una entrada triunfal en meta por la cantidad de público que está esperando a los corredores. Si quieres más detalles del recorrido puedes leer la entrada en este blog 31ª Media Maratón Elvas-Badajoz 2018. Análisis y reflexiones previas



Sobre mis expectativas he de decir que a priori soy optimista. Tras haberla preparado concienzudamente lo primero que me preguntan es ¿qué quieres hacer? o ¿qué ritmo vas a llevar?. La realidad es que no tengo respuesta firme a esas preguntas, sino mi objetivo es encontrar buenas sensaciones durante la carrera. Si me encuentro bien y soy capaz de correr fluido saldrá lo que está entrenado, y eso se traducirá en una buena marca.



Lógicamente controlaremos los ritmos unos mínimos, para que no salgan los kms lentos ni excesivamente rápidos, pero serán las sensaciones las que marquen el ritmo cada km. No voy a mentir que tengo una previsión: si todo va según lo previsto debe salir 1 hora 17 minutos y muy pocos segundos, sería lo normal, aunque si es de esos días que se alinean los astros hay alguna posibilidad de tocar el 1:16, pero no es la previsión más realista.

Salga lo que salga os lo contaré aquí ese mismo día o al día siguiente y de forma casi inmediata en la página de Facebook.
Leer más...

Marca personal en 10k en la XIV Carrera Popular de Aqueva.

   Hay ocasiones en las que los tiempos en algunos entrenamientos y los resultados de algunas competiciones nos nublan la visión real del punto en que nos encontramos y pueden hacernos duda de si estamos tan bien como pensamos. Y como un clavo saca otro clavo, sólo una buena carrera puede devolvernos la confianza plena en nuestras posibilidades. Ese día se ha presentado hoy en la XIV Carrera Popular de Alqueva.


      La mañana ha amanecido muy fría con la primera ola polar de la temporada, un poco de viento cada vez más fuerte según pasaban los minutos y un Sol entre alguna nube que ayudaba a mitigar el fresco al que aún no estamos acostumbrados. Le comentaba a Ricci que el frío me suele venir bien, además el viento daba de espaldas a la vuelta hacia meta. Las condiciones parece buenas para una carrera rápida.

        Alguien me preguntaba sobre qué tiempo esperaba hacer. Me daba con un canto en los dientes si conseguía mejorar mi tiempo del año anterior, como cada uno de las veces que aquí corrí. Comentaba que dependería de si la carrera la hacía solo o si luchaba con otros corredores por ganar algújn puesto o podium. Si pinchas aquí puedes ver todos mis tiempos en esta prueba.




        Se da la salida con 8 minutos de retraso. Carrera lanzada con inicio cuesta abajo y esta vez sí estoy en la parte delantera de inicio. En los primeros metros de callejeo Carlos Caldera mete la directa y se va a ganar la carrera desde ya. Detrás Pali y David Cano, dos chicos jóvenes y detrás yo. Escucho alguien que me sigue y supongo que es Víctor Hernández.

        Salimos del pueblo hacia el embalse con el viento de cara. En la primera de las cuestas de la carretera se compacta el grupo. Uno de los chicos ha "caído" y el otro lo haría poco después. Así que Cano, Pali, Víctor y yo nos vamos intercambiando posiciones (como dijo alguien del público "entre ASFAS y endorfinas") y así damos en giro en el pantano volviendo a Cheles. Pero en ese trayecto David hace un cambio de ritmo al que responden Víctor y Pali pero yo no consigo mantenerme en el grupo a pesar de los ánimos de Víctor. Hasta ahora hemos ido rápido (promedio de los 4 primeros kms inferior a 3:30) pero no reuyo a continuar pues es la única forma de garantizar un buen tiempo final en meta.

        Paso por meta en 18 minutos justos. La segunda vuelta es unos metros más corta, pues la primera tiene una recta añadida para completar los 10.000 metros. No pinta mal la cosa, pero parece que voy a tener que correr sólo, así que durante toda esta segunda vuelta el esfuerzo consistía en mantener una distancia asequible con Víctor y Pali por si les fallaban las fuerzas y además no perder la referencia del ritmo. David ya se distanciaba por delante y casi sentenciaba la segunda posición. El viento es cada vez más fuerte.


        Durante esta segunda parte no parecía que fuera a alcanzar a la pareja de ASFAS pues se mantenía fuertes. Por detrás Juan Parejo me seguía pero la distancia era grande a estas alturas, por lo que lo fácil hubiera sido relajarse para mantener posición pero yo elegí apretar. Sobre todo en las subidas, cuando más se notaba el esfuerzo en la respiración exprimí al límite mis fuerzas arriesgándome a tirarlo todo en los últimos dos kms. Pero en las bajadas y llano conseguía incrementar fácil el ritmo. 

        Así llego a la cuesta que es preludio de recta de meta y, pese a no pelear puesto, me meto en el papel como si lo estuviera haciendo para así arañar segundos al reloj. Esto supone un cambio de ritmo que tiene como consecuencia que ya con la meta a la vista y en bajada tenga a Víctor al alcance. Miro el crono y marca 35:30. Sin mucha fe me lanzo en la bajada pero no consigo ganar posición por 4 segundos de diferencia, pero sí veo que el crono luminoso de meta salta de 35 a 36 justo cuando estaba casi entrando.

         Finalmente 5º de la clasificación general y 4º de la categoría con un tiempo oficial de 36:02, que no supone sólo que mejore en 22 segundos el tiempo del año pasado sino que he conseguido mi marca personal en un 10 mil. Aunque el gps marca un poco menos de 10 kms, este circuito está medido con rueda desde los tiempos en que esta carrera la organizaba la AACB, así que doy por válido este tiempo como marca personal en esta distancia. 

       Me voy tremendamente contento con mi carrera pues me muestra que estoy en estado de forma que supera lo que hubiese deseado cuando comencé a entrenar la media maratón objetivo allá por julio.
Leer más...

Yo no me pierdo la XIV Carrera Popular de Alqueva

   Este fin de semana coinciden seis pruebas en la comunidad extremeña. De ellas me debatía entre participar en dos, el Canicross de Plasencia o la Carrera Popular de Alqueva. De correr en Plasencia me iba a quedar mal sabor de boca no hacerlo en Cheles, pero quería aprovechar las escasas oportunidades de competir con mi perro. Pero Zuma está últimamente renqueante de su pata operada y no quiero forzarlo, así que, ahora sí, no me queda ninguna duda: yo no me pierdo la Carrera Popular de Alqueva.



    Siempre traigo una historia interesante que contar, siempre sucede algo, siempre mejoro el tiempo de la edición anterior. Será mi séptima participación, de las cuales las seis anteriores se resumen en lo siguiente:

2011 ...............  40:00
2013 ...............  38:20
2014 ...............  la terminé andando por estar indispuesto.
2015 ...............  37:22  
2016 ...............  37:10 
2017 ...............  36:24

    El año pasado me propuse bajar de 37 minutos y lo conseguí, gracias a un mano a mano con el amigo Victor Hernández, de ASFAS. Para este año no me pongo ningún reto de tiempo, no me voy a echar esa presión innecesaria. Consciente de que estoy en muy buen momento de forma para larga distancia, que es lo que estoy preparando, sé que me falta un poco de chispa y velocidad.



    En mi cabeza ronda la idea de arriesgar y no salir a conservar fuerzas, pero eso lo dictará el desarrollo de la carrera: si voy solo o no, si hay lucha por posiciones, si está en juego el podium. Así que esta vez no me marco objetivos.

     Por último resaltar el buen ambiente que se vive en esta carrera, lo exigente y entretenido del circuito con sus toboganes y ese instituto y colegio volcados con la carrera realizando entrevistas a los participantes para su radio. 
Leer más...

Crónica de la II Carrera por la Salud

       Hoy teníamos un nuevo fin de semana compitiendo. Aunque la cita importante llegará dentro de tres semanas, aprovecho estas carreras para disfrutar con la adrenalina que me proporciona poner a prueba mis fuerzas. No soy capaz de guardar mi vena competitiva durante mucho tiempo. Por eso hoy nos poníamos el dorsal en la II Carrera por la Salud, en el barrio del Progreso.


        Ya comenté el otro día en este blog los lazos que me unían tanto al barrio donde se celebraba la carrera como a los otros colindantes, UVA y Gurugú, por lo que hoy me movía como pez en el agua. 

      Salgo de casa y, caminando, llego a la línea de salida en cinco minutos, por lo que cojo tranquilamente el dorsal, me cambio y me pongo a calentar con Ricci dando una vuelta al circuito. El día está bueno para correr, apenas hace viento y chispea de vez en cuando pero no amenaza una lluvia más fuerte. Mucho ambiente por la zona con más de 200 adultos y entre 400 ó 500 chavales.


       Me coloco en primera línea de salida para no perder muchas posiciones de inicio que luego fuesen difícil de recuperar con un recorrido tan corto. Empezamos la primera de las dos vueltas y, como siempre, gente que sale a full desde el inicio. Siempre te queda la duda de si es alguno de esos que aparecen de la nada y son capaces de ganar una carrera, pero no fue así.  En seguida nos quedamos delante los que esperabamos de inicio: Pali, de ASFAS, abre la carrera, le siguen mis compañeros Juanjo y Feijo y detras de ellos yo.

          Por detrás está Jose Cuello con otros atletas, pero poco a poco abrimos hueco y la parte de delante es cosa de los cuatro. La distancia entre uno y otro no son más de cinco metros. Al primer paso de meta Feijoo adelanta a Juanjo, yo sigo cuarto y la distancia por detrás ya es holgada como para sólo mirar hacia adelante. El ánimo de la gente al paso por meta es espectacular.


        A mitad de vuelta, antes de llegar al Fuerte de San Cristobal, alcanzo a Juanjo. Desde ahí en adelante intento rebasarlo y poner a prueba sus fuerzas en un par de ocasiones, pero ni siquiera consigo tomar la delantera y sigo manteniéndome detrás de él. La cabeza de carrera sigue ahí cerca pero ya poco espacio por delante para llegar a ellos.

         Cuando ya estamos llegando al final aviso a Juanjo que no voy disputarle, ya que no me parece oportuno hacerlo después de haber aprovechado su rebufo durante tanto tiempo. Así entramos en meta juntos aunque le cedo que entre en tercera posición por merecimientos, aunque en la clasificación final me han puesto a mí esta posición.

       Tiempo final de 16:11 en los 4,6 kms. Esto es 17 segundo más lento que el año pasado, motivo entre otras razones de que el año pasado formamos un grupo en cabeza en el que nos estuvimos dando "cera" constantemente. Ritmo medio de 3:30 este año frente a los 3:27 del año pasado. Algo tendrá que ver que el año pasado hice muchas más series cortas durante el verano y este año he trabajado más la resistencia en distancias largas.

       
Leer más...

A apretar las tuercas en la II Carrera por la Salud de este domingo

      Seguro que a cualquiera que lea estas líneas y sea corredor o corredora, cuando va a hacer una carrera corta, de unos 5 km, alguna vez le han dicho eso de "qué son 5 km para ti, seguro que ni te enteras". Sí, es así, no me entero porque casi no me llega la sangre al cerebro del calvario que sufren las piernas, los pulmones o el corazón. Y eso es lo que va a pasar este domingo, que habrá que apretar las tuercas de los rodamientos bien si queremos alcanzar ciertos ritmos sin sufrir consecuencias.


      Llega la II Carrera por la Salud, que organiza la Comisión Comunitaria de Salud El Progreso. Dicha comisión la integran todos los entes o grupos de los barrios de la zona: la UVA, Progreso y Gurugú, por tanto esta carrera tiene detrás a un montón de gente comprometida e implicada de los colegios, institutos, centro de salud, parroquias, farmacias. Además está encuadrada en el programa de la Semana por la Salud. Hay mucha ilusión detrás, lo sé de primera mano.


     Por lo anterior y porque a esta zona me unen fuertes vínculos aún a día de hoy decido correr esta prueba. Más que nunca corro en casa, porque lo organiza gente muy conocida por mí y porque desde mi casa está a dos minutos a pie. 

       Deportivamente se tratan de 4,5 kms sobre uno de los circuitos que permite el Ayuntamiento en la ciudad de Badajoz y que sólo, por ahora, utiliza esta carrera. Muy rápido y no totalmente llano, a dos vueltas, el recorrido puede desquiciarte cuando al término de la primera vuelta vas sin aliento y sabes que aún te queda otra.



       Particularmente no me he guardado nada esta semana. Después de Valdigüelo y el 10 km de la Ruta 091 donde si guarde fuerzas para la prueba, ya completo las semanas de entrenamientos aunque compita para no perder entrenos para la gran cita de noviembre. Así esta semana la tirada del domingo ya la hicimos el martes y la series el miércoles. Dos rodajes suaves de 1 hora cada uno y el domingo la carrera con lo que quede de energías.

       Como reto, porque siempre me marco un reto para darle salero a la cosa, me marco hacerla más rápida que el año pasado, donde hice un tiempo de 15:51, con media de 3:28 minutos el km. Aunque estoy mucho mejor físicamente que el año pasado, luego se tienen que alinear un poco los astros para que esto se refleje sobre "el papel". Pinchando aquí puedes leer la crónica de mi carrera del año pasado.
Leer más...

Valencia Ciudad del Running, sin lugar a dudas

    Cada vez que voy a pasar unos días fuera de Badajoz, normalmente por ocio, me llevo una mochila con todo lo necesario para salir a entrenar por donde me vaya a quedar. Lejos de ser un sacrificio seguir con los entrenos fuera de mi zona habitual, lo considero un regalo poder correr a la vez que descubres y conoces nuevos parajes. En esta ocasión he podido descubrir que Valencia es Ciudad del Running, sin lugar a dudas.


    Sobre lo de llevarse las zapatillas en la maleta ya hablé en este blog en la entrada ¿Se vienen las zapatillas de vacaciones?, así que ahora de lo que quiero hablar es del último lugar que he visitado.

    Al oir hablar de Valencia, en términos de correr, hasta ahora, lo primero que se me venía a la cabeza era su archiconocida Maratón de Valencia. El concepto que tenía de esta maratón, creado desde el desconocimiento, es que alguien un día se levantó con una idea, soltó los euros en la mesa, lanzó la "bolita a la nieve" y la burbuja del running se encargó de hacer esa bola cada vez más grande hasta llegar a lo que es ahora.


    He tenido que venir personalmente hasta aquí y salir temprano a entrenar para darme cuenta que el éxito valenciano no ha sido casualidad, sino que detrás hay una filosofía de la ciudad de dar importancia al deporte, poniendo a disposición de las personas los medios que faciliten la realización de actividad física y, particularmente, dando mucho protagonismo al deporte que actualmente mueve masas: running... o atletismo... o correr, como quieras llamarlo.

    Ya en el destino, la noche antes me pongo a buscar en internet lugares en donde correr en Valencia y lo primero que descubro es que la ciudad dispone de distintos circuitos para practicar running. Curiosamente uno de ellos está a pocos metros de donde me hospedo. ¡Bien! Empezamos con buen pie y no tendré que inventarme ningún recorrido, ya me lo dan hecho. 

    El primero de los días salgo a las 8 de la mañana. Enseguida me planto en el Jardí del Turia, un gran parque alargado, de varios kilómetros, que prácticamente atraviesa Valencia. Inicio mi entreno con intención de hacer una hora a ritmo suave. Comienzo en una zona de baldosas y empiezo a cruzarme con los primeros runners. Al poco veo que la gente corre por el centro del parque y allá que me dirijo. Se trata de un camino de unos dos metros de ancho, bien preparado y en donde la densidad de gente corriendo crece por momentos. Acabo de "aterrizar" en el Circuito de 5 km del Rio Turia.

Numerosos circuitos en la ciudad de Valencia (Fuente: Las Provincias9

     Voy descubriendo el parque a la vez que corro, y en principio me sorprende la gran cantidad de gente corriendo, pero según voy avanzando le empiezo a ver lógica a la situación. Puntos kilométricos señalizados, bien iluminado aunque ya es de día, carteles indicando puntos de interés por donde vas pasando así como la distancia hasta la fuente más cercana, prohibición de paso a bicicletas y terreno en buen estado. La lógica no es otra que, con tantas facilidades ¿quien pone excusa a practicar este deporte? 

      Además de gimnasios abiertos cada poco, te encuentras con pistas de atletismo, campos de futbol, campo de rugby, pistas de basket, carril bici bien delimitado. El circuito es de 5 kms de una punta hasta la otra, pero puedes alargarlo hasta llegar a la Ciudad de las Ciencias sin salir del parque. Termino una hora de entrenamiento, que me sabe a poco, pero con una cosa clara "mañana repetimos, pero tirada larga". ¿Cómo desaprovechar este regalo a las zancadas? ¿Cómo no disfrutar de este ambientazo constante a running?

        Al día siguiente volví a salir, sin dudas, sin titubeos... sin excusas. Hice el mismo recorrido por este circuito y además lo alargué un par de kms más hasta el paseo marítimo, y aunque salí del parque y corrí por calles, no dejé en ningún momento de cruzarme con runners. Podría haber estado corriendo horas sin parar, disfrutando de correr por Valencia, de sus corredores, pero llevaba ya 21 km y era suficiente.

 


       Así que después de este grato descubrimiento, aparte de llevarme de Valencia la imagen de una hermosa ciudad, me llevo también una lección bien aprendida que aplicaré cuando vuelva a escuchar el nombre de su Maratón o Media Maratón: que el éxito de éstas es la consecuencia de la apuesta previa por el running en la ciudad y no sólo por una inversión de dinero en una prueba concreta. ¡Espero volver en otra ocasión!  


 
Si quieres estar al tanto de próximas publicaciones suscríbete introduciendo tu email en el apartado de suscripción a la derecha del blog o dándole "Me gusta" en la página de Facebook, también a la derecha de este blog.
Leer más...

En el III Cross Virgen del Pilar sí que exprimimos bien las fuerzas.

     Un fin de semana más, tercero consecutivo, volvíamos a calzarnos la ropa de competición. A diferencia de las dos carreras anteriores, en esta decidí que haría la semana normal de entrenamientos y competiríamos con las fuerzas que quedaran en la reserva, pues ahora que estoy en la recta final de la preparación de un objetivo no quiero perder más entrenamientos.

                                                                                                    fotobadajoz.com

      El día salió más fresco de lo habitual, por lo que no sería factor contrario que la salída fuera tardía, a las 11:00. Además, siendo la carrera en Badajoz pude evitar madrugar e hice la rutina previa de carrera con tranquilidad. Todos tenemos una rutina en las horas previas de competición, aunque habrá quien no es consciente de ello.

       Llegada a la zona de salida con el tiempo suficiente como para hacer un calentamiento relajado y en solitario. Aquí empecé a sentir las piernas cansadas, pero confié en que sólo fuera la pesadez de cuando arrancas a correr. No obstante, de los 3 km de calentamiento, el último lo hice con cierta intensidad como para arrancar a sudar y meter al cuerpo en situación.


          Mucha gente en la salida y bien colocado en la misma. Tras la cuenta atrás empezamos a correr y pasa lo de siempre: todo el mundo como pollo sin cabeza, como si se fueran a acabar los kms nada más empezar. Leyendo esto puedes pensar que el lento soy yo pero en los datos recogidos por mi gps y que pongo al final de este relato se puede ver como el primer km lo hago en 3 minutos y 24 segundos.

            Durante ese primer km ya he adelantado a un buen grupo de gente mientras voy a lo mío, es decir, correr a alta intensidad calculando bien las fuerzas para no flaquear al final. No quería caer en el "relax" de mi última carrera el sábado pasado, en donde medía no pasar de X pulsaciones y supuso no correr todo lo rápido que podía haberlo hecho. 

Aprovechando la subida para darle alcance

         Ya hemos pasado Puerta de Palmas, cruzamos el Puente de Palmas y nos disponemos a entrar en el parque del río para hacer una vuelta completa en sentido contrario a las agujas del reloj. Hasta ahora voy corriendo rápido pero a ritmo sostenido, sin agobios. La situación de carrera es que José Manuel Montero va primero y sin problemas a por la victoria, le siguen en un mano a mano Juanma, Pali y Gerva, ya descolgado de estos Kiri, detrás Víctor de ASFAS, seguido de Parejo y a continuación un grupo que encabezo en la entrada al parque.

         Tocan 3,8 kms por el parque, mitad asfalto y mitad tierra. Por aquí entrenamos todos los días, pero a pesar de ello es una zona que hay que saber gestionar, porque de aquí se sale victorioso o te cargas tu carrera. En los primeros metros voy muy concentrado en correr intensamente sin mirar ritmos y, en cuanto puedo, busco asfalto para que la zancada sea más firme y consistente. Y en esta zona de asfalto que llega hasta el último puente, el Puente Real, he consigo dar alcance a Víctor y Parejo. El viento no es fuerte pero en este sector ha sido favorable, lo que ha probocado que el ritmo no haya sido más lento de 3:27.

Ultimos metros (foto Vero Redondo)

        Giro de 180º, entramos en la parte de tierra. Tengo a Kiri a unos 20 metros y, aunque no confío en darle alcance porque él es muy bueno, sí pretendo utilizar su estela para que me ayude a llegar fuerte al final. Ya en meta él me contaría que en esta parte intentó descolgarme. Realmente no fui consciente porque no intentaba llegar hasta él, aunque sí notaba según avanzábamos que cada vez estaba un pelín más cerca.

          Cuando llegamos al final de este tramo salimos del parque por la que aquí conocemos como la zona de las carabanas. Unos 50 metros de subida en los que con más facilidad de lo pensado consigo llegar hasta Kiri, aunque él sigue delante y yo intentando no perder su rueda. Esta situación dura todo lo largo del Puente de Palmas, palpando ya los últimos suspiros de la carrera. Y cuando llegamos a Puerta Palmas consigo adelantarlo.

Entrada en meta (fotobadajoz.com)

        Sólo quedan dos calles para llegar a meta, unos 500 metros. La primera de ellas, la calle Prim, pica para arriba por lo que intento apretar más el ritmo para ganar ventaja. Y por fin la calle Santo Domingo, que dirige a meta. He llegado "vivo" y aprieto todo lo que puedo para no dar opción a mi perseguidor, así que, mirando los datos recogidos por gps, puedo comprar que aquí corríamos entre 3:05 y 3:10... vale... fueron 250 metros... pero se corrió a ese ritmo. Y entrada en meta finalmente en 5ª posición y 4º de mi categoría con un tiempo final oficial de 22:51.

        Muy satisfecho con la carrera de hoy por haber aguantado el ritmo alto todo el recorrido y haber mantenido el fuelle hasta los últimos metros de meta. Ahora a seguir entrenando para la Media Maratón Elvas-Badajoz de noviembre, metiendo alguna competición para no perder la chispa.




Leer más...

Los 10 km se volvieron a atascar, en la Carrera Solidaria "Ruta 091"

     A vuelto a pasar, una vez más. He corrido un 10 mil, me he puesto un reto, lo he intentado y he vuelto a no superarlo. Otra vez los 10 kms han podido conmigo y lejos de lamentos y contrariedad, hay que analizar qué ha pasado, por qué esto siempre es así y por qué seguimos a vueltas con los 10 kms. Como positivo me quedo haber corrido a ritmos altos casi sin demasiados esfuerzosl



     Pensamientos que han pasado por mi cabeza desde que crucé la meta: El circuito no era el apropiado, no vuelvo a intentarlo, mucha humedad, la estrategia no fue la adecuada, era ahora o nunca... Pensamientos con más o menos objetividad pero, como siempre hay que sacar lo positivo, me quedo con una conclusión que me vendrá muy bien en adelante: se me da mucho mejor competir que buscar tiempos.

     Tenía una estrategia clara para la carrera de este sábado, como dije en la previa que escribí en este blog el otro día: me olvidaría de ritmos y me fijaría en las pulsaciones, no superando nunca el 90% de las pulsaciones máximas. Había tenido un par de entrenos de 30 minutos a este nivel de pulsaciones y me había salido bastante rápidos, por lo que se trataba de correr como si estuviera haciendo este mismo entrenamiento, que salieran los mismos ritmos y, por lógica, debería bajar por fin de los 36 minutos. Fue un error.


    A favor tenía que, a diferencia de aquellos días de entrenamientos, el día antes no hice series, en contra tenía que el circuito era más revirado y con tierra y no el línea recta y asfalto como en los entrenos.

     Una vez tomada la salida no me preocupé por las posiciones, iba únicamente a por un objetivo. El primer km salió perfecto; a pesar de ir conteniendo salió a 3:29. Corriendo por el parque del margen derecho del Guadiana, al terminar el asfalto entramos por el camino de tierra. Voy bien de sensaciones y con un correr rápido pero me encontraba cómodo.



     Los tres primeros atletas abrieron ventaja considerable. A unos 10 metros delante mía corría Patapalo. Un par de atleta me alcanzaron  y me adelantaron pero, pese a todo, yo seguía mirando mi reloj fijándome en el nivel de pulsaciones. Y aquí empezó mi error. Podía haber seguido sobradamente a esos atletas, podría haber alcanzado antes a Patapalo pero, por el contrario, bajé un poco el ritmo porque me pasaba de pulsaciones.

    Esto paso varias veces más. Podía haber dado más pero retuve. Y empecé a darme cuenta que estaba equivocado cuando hice el primer paso por meta ligeramente por encima de 18 minutos. Otra vuelta igual y serían más de 36 minutos... claramente la estrategia no estaba funcionando. Debería de recuperar varios segundos cada km para compensar lo perdido en la primera de las dos vueltas.

    La situación de carrera era: un atleta que no conocía primero y con mucha ventaja, Juanlu de Montijo esperando a un atleta de la AACB segundo y tercero, a unos metros yo y detrás mía nadie que pudiera disputarme ese cuarto puesto. Algunos atletas se retiran en la primera de las vueltas por haber hecho la carrera previa de 5 kms o por precaución para no lesionarse.



     En esta segunda vuelta me permití sobrepasar el límite de pulsaciones mientras las sensaciones no fueran de sufrimiento... ya era demasiado tarde. Esta parte de la carrera pasó sin más historia, y cuando a lo lejos empezaba a ver la meta apreté el ritmo, haciendo ese km a 3:29, por si me quedaba a pocos segundos del objetivo pero, cuando ya se distinguía el km de meta vi que acababa de revasar los 38 minutos, así que bajé los brazos y seguí al trote hasta cruzar la meta junto con mi hijo Sergio.

       Una de mis máximas es que en competición hay que sufrir, y en esta carrera no lo he hecho. Este objetivo saldrá, sin duda, porque sé que tengo capacidad para ello, pero se producirá el día que no lo busque, será un día que compitiendo, luchando por posiciones, sufriendo y, cuando cruce la meta, sin buscarlo, me lo encontraré.... de otra forma no sé correr.


Leer más...

Este sábado "enfrentamiento directo" con mi distancia maldita.

     Los que corremos y competimos siempre estamos a vueltas con nuestros retos y objetivos, imprescindibles para motivarnos en los entrenamientos, pero también tenemos a menudo alguna cuenta pendiente con una carrera concreta o con alguna distancia. En mi caso tengo una "deuda" que saldar con los 10 kms y este sábado, por enésima vez, vamos a intentar arreglarlo.



      Se trata de la III Carrera Solidaria Noctura "Ruta 091", en la que se puede competir en la prueba de 5 km o en la de 10 km. Aunque en un principio no tenía previsto participar por motivos laborales, se han dado las circunstancias adecuadas para que pueda presentarme en línea de salida.

       Y ¿cuál es esa cuenta pendiente?. Pues no es otra, que casi roza la obsesión, que la de hacer menos de 36 minutos. Aunque tengo una marca que considero buena (36:17 el pasado diciembre) la realidad es que no es proporcional al resto de marcas que tengo en media maratón y maratón, y por más que intento "asaltarla" no hay manera de batirla. Pero para este sábado tengo un plan y no es marcar un ritmo constante. Intentaremos que el desarrollo de la carrera me ayude a llevarlo a cabo.



        Está claro que nadie se va a morir si no se hace un tiempo determinado, pero este tipo de alicientes son los que, por lo menos a mí, me empujan a entrenar y esforzarme, y a tomarme esto del atletismo, running, correr o como lo queráis llamar, como algo que me ayudan a sentirme vivo.

        Espero recuperar las piernas después de las cuestas Media Maratón de Valdigüelo del pasado domingo para poder ofrecer una buena versión de mi.
Leer más...