Faceboook me recuerda que un día como hoy.... tengo "mono" de competición

Tengo por costumbre echar un vistazo en Facebook a las publicaciones que yo mismo hice tal día como hoy pero años atrás. Me refresca buenos recuerdos y, en ocasiones, cómo han cambiado mis costumbres o mi forma de hacer las cosas. 

Hoy, 7 de Agosto, miro y me trae dos recuerdos deportivos; uno del año pasado y otro de 2015. Los dos me recuerdan grandes carreras que me salieron y que además se vieron reflejadas con premios. Si ya estaba con unas ganas tremendas de volver a competir, esto no hace más que echar leña al fuego.

El año pasado, tal día como hoy participé por primera vez en el Fondo Popular de Orellana. Un día en el que a la hora de la salida hacía un calor horrible y las espectativas eran pobres, pero un vez en carrera las piernas quisieron correr y logré una buena posición y podium en una competición con rivales de gran nivel. Si queréis, aquí podéis leer la crónica de aquel día. 


Pero siguiendo con los recuerdos en las publicaciones de Facebook, un año antes, en 2015, me encuentro otra carrera para el recuerdo. Fue en Tejeda de Tietar y estuve abriendo la carrera durante más de tres cuartas partes de la misma. Para alguien que no está acostumbrado a comandar una carrera éste es un recuerdo imborrable. Al final no pudo ser por poco, pero terminé 4º de la general y 2º de mi categoría. Aquí puedes leer la crónica de aquel día. 

Y mientras me sigo torturando con buenos recuerdos deportivos sigo teniéndolo claro. La recuperación con paso firme y no voy a volver a competir hasta que no esté al nivel adecuado. A estas alturas no quiero arrastrarme por el asfalto de cualquier forma.

El año que viene el recuerdo tambien será bueno, ya que hoy he vuelvo a trotar 3 km después de casi tres semanas en el dique seco

Leer más...

Tramo final de la recuperación. Con ganas inmensas de calzarme las zapatillas.

Han pasado exactamente 15 días desde que me encuentro en el dique seco y seguimos sumando. Al principio todo era paciencia y resignación pero, a medida que he ido mejorando y pasando el tiempo, las ganas de sentirme capaz de hacer cosas y de ser útil hacen que empiece a "subirme por las paredes".


La semana pasada ya os comentaba en el post Convirtiendo una lesión en algo positivo la lesión que tuve y la infección posterior. Pues los antibióticos y antiinflamatorios han hecho su trabajo, acompañado de reposo, y la inflamación ha desaparecido en su totalidad y la herida está respondiendo bien a los cuidados cicatrizano de forma correcta.Todo parece indicar que tener el alta médica es cuestión de días y que estamos en una cuenta atrás. 

Ahora faltará ver cuando me dan permiso para poder correr y, lo más importante, una vez iniciemos la actividad física comprobar que el tendón no se encuentre afectado, aunque a juzgar por molestias y sensaciones no creo que haya problemas en este sentido.

¿Se convirtió realmente en algo positivo la lesión? Una lesión nunca es positiva, pero nosotros tenemos que buscarle ese lado para tener ánimos y motivación para recuperarnos más rápidamente. Sí es verdad que ha dado tiempo ha pensar y plantear, y sobre todo, trazar el camino a seguir en los entrenamientos de esta temporada.


Viendo que esto tienes sus días contados me vuelvo a poner el "traje" de atleta e intentamos mitigar las ganas de correr fortaleciendo un poco las piernas con la goma elástica, realizando ejercicios que no hagan trabajar tobillo ni tendón de aquiles. Aunque no creo que haya perdido mucha forma física, prefiero por ahora no pensar en próximas competiciones hasta que no me vea plenamente recuperado. 

Y mientras tanto sigo en ese punto en que veo a alguien entrenando o corriendo y me entran ganas de ponerme las zapatillas y salir corriendo. Lo mejor de todo es que voy a volver con mucha motivación y muchas ganas, porque ya se sabe que si no existe motivación es difícil justificar el sacrificio,... y sin sacrificio no hay éxito.
Leer más...

Convirtiendo una lesión en algo positivo

Lo normal es que cuando escribo en este blog sea sobre algo positivo. Una crónica de una carrera siempre es positivo, porque aunque salga mal la competición, estoy materializando los entrenamientos diarios. Un artículo sobre buenas costumbres o recomendaciones también es algo que da gusto escribir siempre que se escriba con criterio y no exponiendo conocimientos de algo cuando no se tienen.

Leer más...

Carrera de San Cristobal, en Jaraíz de la Vera. Mucho entreno por delante.

Un año más cumplimos la tradición de correr algun carrera del Circuito de Carreras Populares de la Comarca de la Vera. Tras correr otros años en Tejédar de Tietar, Losar de la Vera y Aldeanueva de la Vera, este año coincidía con mi estancia en el norte de Extremadura la carrera de Jaraíz de la Vera.


Este circuito se trata de carreras normalmente cortas y rápidas, y con un perfíl sinuoso con subidas y bajadas pronunciadas por las características propias de los pueblos de la comarca. Jaraíz no iba a ser menos y, aunque algunas de las carreras que anteriormente hice tenían rampas más difíciles, ésta se amoldaba a las características que suelen tener estas carreras.

Con tiempo llegamos a Jaraíz de la Vera para realizar localizar la zona de salida y hacer las inscripciones. Ya sabemos que las prisas no son buenas compañeras y mejor no improvisar. Por allí estaba el amigo Jose, que haría de anfitrión ya que corría en su localidad natal. Con él hice una vuelta de reconocimiento al circuito, al que habría que dar tres vueltas, mientras charlábamos de cómo nos encontrábamos y de las perspectivas de la próxima temporada.


Estamos ya en línea de salida con la incógnita de cómo querrían correr las piernas estando de periodo vacacional. Nada más salir, a unos 20 metros giro de 180º para salir de la plaza y tomar de lleno el circuito. Ahi me quedo un poco atascado y rezagado, y como las calles son estrechas me cuesta ganar posiciones. Finalmente consigo ir adelantando y poco a poco llego, no sin esfuerzo extra al grupo de cabeza compuesto por unos 6 atletas. 

Cuando creo que ahí por fin me voy a poder acomodar llegar una rampa de subida en la que se van mis opciones de mantenerme ahí arriba. El grupo se escapa y no soy capaz de seguir su ritmo, así que opto por seguir según mis sensaciones y confiar que poco a poco algunos vayan sucumbiendo.

Tras la subida, un tramo de acomodo para volver a otra rampa de subida, esta mucho menor. Un callejón de  dos metros de ancho con giro cerrado a la derecha desemboca en bajada de pocos metros para, a continuación, giro a la izquierda para la última rampa, pronunciada hacia arriba. Al llegar arriba giramos a la derecha para empezar a bajar hasta la plaza donde estaba la meta. Espectacular final de vuelta en caso de que hubiese algo que disputar.
 
Con los amigos de Club Deportivo Hispalis
Finalizando la primera vuelta el grupo delantero sigue a tiro aunque distanciándose cada vez más. En el comienzo de la segunda vuelta parece que las sensaciones quieren volver, pero otra vez en las cuestas hacia arriba me falta oxígeno en los pulmones y pierdo mucho. Me alcanzan y adelantan dos atletas, las opciones de conseguir premio parece que se han ido definitivamente, pero quiero terminar decentemente. Aún así un atleta más me adelanta.

La tercera vuelta la hago prácticamente solo. Se escuchan los ánimos a un atleta que va detrás mía pero no terminaría de alcanzarme. Ya sólo queda terminar la carrera con sabor agridulce. Lo positivo es que hemos conocido una carrera más del circuito, un nuevo trazado duro de los no te dejan mantener un ritmo constante. Lo menos bueno, o quizás también positivo, según se vea, que me ha dejado claro el estado de forma en que me encuentro, el cual pensaba que era un poquito mejor. Habrá que entrenar más y mejor.

Al final, 12 o 13 de la clasificación general y 4º de mi categoría, en esta carrera Veteranos A.
Leer más...

XIX Cross Puebla de la Calzada. Por fin salimos del tunel.

    Por tercera edición consecutiva  participaba en esta carrera. Me gusta porque siempre nos desplazamos la familia y echamos un buen rato. Además de que se me suele dar bien esta prueba y siempre salen buenos puestos y tiempos a pesar del buen nivel de corredores que cada año se presenta.

     En esta 19ª edición me presentaba con mucha menos confianza. Es una carrera muy rápida, de sólo 4,8 km dando tres vueltas a un circuito, que suele ser ajustada en cuanto a tiempos y posiciones por lo que te obliga a exigirte al máximo cuando estás compitiendo. Este aguante a ritmos altos es lo que me ha faltada en los últimos tiempos, aunque tengo que decir que en las últimas dos semanas de entrenamientos la tendencia ha ido cambiando a mejor a pasos agigantados.  Este era el día para demostrarme que había salido del tunel y que ya podía entrenar con la confianza de poder hacer cosas importantes.  


        En plena ola de calor, llevaba todo el día con temperaturas muy altas. Al salir de Badajoz de camino a Puebla de la Calzada un fuerte viento caliente hizo aparición presagiando lo que más tarde ocurriría: Descargó una tormenta  de rayos y agua cuando ibamos por la carretera. Esto hizo que se suavizaran las temperaturas y bajara unos cuantos grados que permitió que pudieramos correr mucho más cómodos. Aún así se sudó mucho pero la temperatura no fue la tónica que marcaría la carrera.

Antes de la carrera doy una vuelta al circuito para recordarlo junto con Fran y Ricci. Practicamente llano en su totalidad y la ventaja de la que larga recta de meta tenía pendiente favorable por si había que exigirse al final. Llega el momento de la salida y estoy bien situado, y aunque hay mucho galgo algo me dicen que las piernas hoy quieren correr.


Hago una salida lenta, muy lenta. Pese a estar casi en primera fila de salida me veo detrás de más de 50 personas. No sé que me ocurre pero no tengo manera de salir más rápido, perdiendo así segundos con atletas que luego me son imposible recuperar. Aún así no desespero pues en condiciones normales revasaré a la mayoría, por lo que me pongo a imponer mi ritmo, a lo que me van pidiendo las piernas sin fijarme en lo lejos que van unos y otro.

En la primera de las vueltas voy ganando muchas posiciones. Cuando iba a alcanzar a un corredor éste acorta subíendose a la acera en su parte más amplia(incluyendo setos, farolas, etc.) y ganándo posiciones llevándose la bronca del personal. Bochornoso que un deportista amateur, sin jugarse nada sea tan tramposo de forma tan descarada. No sé quien era, sólo que iba de amarillo.

Ahora sé que iba corriendo por debajo de 3:35 pero en carrera no quise mirar el reloj por no agobiarme con los ritmos altos. En la segunda vuelta el frente ya estaba más despejado. Iba persiguiendo a un grupo de tres o cuatro atletas y muy a lo lejos se veía ya a Fran y a Grillo. Consigo coger a este grupo y tengo confianza en que voy a dejarlos atrás pero decido quedarme ahí detrás hasta el comienzo de la última vuelta.



En el comienzo de cada vuelta la botella del puesto de avituallamiento sabía a gloria. Tragos muy pequeños para quitar la sequedad de la boca y la garganta y agua a las piernas y por encima. Esto me hacía resurgir en cada giro. Ahora ya en la tercera y última vuelta me noto fuerte, así que paso al grupo que seguía y confío en que no podrán aguantarme el ritmo. Escuchando los pasos de detrás sé que lo intentaron y alguno me aguantó un tiempo pero terminé descolgándolos.

En el tramo final, en la zona en que el camión de bombero está echando agua a los corredores (bendita agua) logro alcanzar a mi compañero Fran, que aprieta para seguir mi ritmo. Ya está casi todo hecho, estoy satisfecho con lo que estoy consiguiendo, que es principalmente aguantar ritmos altos. En los metros finales voy controlando a los que vienen detrás aunque es ya dificil que me alcancen pero se confundían con los doblados y no terminaba de verlo claro. Finalmente entramos Fran y yo juntos a meta con un tiempo de 17:33 los 4,8 kms, ritmo medio de 3:35 min/km. Han sido 29 segundo más que el año pasado pero en 2016 tuve continuidad y no tuve bajón físico primaveral, mientras que ahora he tenido que empezar prácticamente desde 0, por lo que estoy muy satisfecho.

8º de la clasificación general y 1º de veteranos B. Esta es la clasificación general. Adios a la alergia, adiós al penar, y también adios a la excusa de la alergia. Ya no hay nada que me impida correr de forma decente y toca entrenar duro para estar a un buen nivel. Porque aunque dicen que el verano es para descansar y disfrutar, ya sabemos que el personal no para y no afloja, porque lo que no vale dormirse en los laureles si después queremos dar guerra en carrera.


Leer más...

Lo siento... pero yo soy competitivo

    En pleno auge de esto de correr, yo me resisto a ponerle el nombre de running a calzarse unas zapatillas y salir a "patear" las calles, parques, pistas o campo. Nos empeñamos en ponerle un nombre nuevo a algo que existe desde hace muchísimos años. Sí, salir a correr se llama, de siempre, atletismo

Leer más...

Carrera por la Plena Inclusión. Hacía falta explosividad y no la tenemos.

Segundo domingo consecutivo compitiendo, la causa lo requería por la cercanía con la organización. Tratándose de una carrera de 6 kms era asequible para mi estado de forma actual, aúnque siendo una carrera corta también sabía que requeriría de cierta explosividad, y eso sí es algo de lo que carezco totalmente en estos momentos. 

Leer más...

Intentando coger el ritmo en el I Cross Batalla de la Albuera

     Llevaba un tiempo desaparecido del atletismo tras el fiasco de carrera en el Desafío de San Fernando. A partir de ese día me tomé un descanso deportivo absoluto de dos semanas y el retorno no ha sido fácil. Entrenamientos de 7 kms a 5:30 sin que las piernas puedan dar más. 


Leer más...

Desafío San Fernando para poner punto y aparte.

Este domingo me presentaba en el Cuartel de Botoa para correr la prueba de media maratón del V Desafío San Fernando. Hace ya algún tiempo un dorsal de un compañero quedó en el aire y yo, fruto de la buena forma que disfrutaba por entonces, decidí quedarme con él y cambiarle los datos a mi nombre.
Ahora, a estas alturas de temporada, en pleno mes de abril las condiciones físicas son totalmente opuestas.


Leer más...

Crónica del Cross Trashumancia (Valverde de Leganés). No la recordaba tan dura.

Uno de los motivos que nos mueve a correr una carrera que ya hemos realizado en otra edición es que, aquella vez,  nos saliera una buena carrera. Esto es lo que me empujó a decidirme a correr este domingo en Valverde, ya que el año pasado mis sensaciones fueron fenomenales y, además, hice podium.

Con los compañeros del Club antes de la salida
 
Leer más...