¡Comienza la fiesta! Preparamos la maratón

      Desde hace meses tenía decidido que esta temporada me iba a centrar en un único objetivo: la Maratón de Sevilla, en febrero de 2017. Al resto de carreras intentaría llegar con buena forma para hacer buen papel pero no iba a hacer una programación de entrenos para ellas.

     Este lunes, 21 de noviembre, con 13 semanas de antelación, empezamos a prepararla meticulosamente. He cuidado, principalmente, llegar a esta fecha entero mentalmente. El año pasado pagué el cansancio mental por haber preparado concienzudamente otras carreras anteriores, y preparar una maratón requiere una fortaleza psiquica suficiente como para hacer 20 kms con series el día después de haberte metido otros 20 kms de rodaje progresivo, sabiendo que al día siguiente tocan otros 20 o más kms controlados.

     Se necesita que cuando las piernas te digan que no quieren entrenar tu cabeza recuerde que tiene un objetivo ambicioso, y que para alcanzarlo hay que cumplir el entrenamiento sí o sí. Por eso, si no existe forzaleza psíquica el objetivo se ve lejano e inalcanzable.


   
  Y eso es lo que llevo cuidando desde agosto, intentando estar en la mejor forma física pero, si un día se tuerce y no es fácil sacar un hueco para entrenar, se dejaba para el día siguiente y así no quemarme mentalmente. Ahora, en epoca de maratón,  si se prevee que ese hueco para entrenar va a estar complicado, se levanta uno dos horas antes o se sale a última hora del día.

     Preparar un maratón lleva asociada una palabra: SACRIFICIO. No sólo sacrificio físico, sino perder alguna que otra hora de sueño, olvidarse de algún rato de relax en el sillón, perderte algún buen partido por la tele, etc. Tampoco hay que volverse loco y tener claras las preferencias: primero la familia y el trabajo. Pero la mentalidad debe ser de "sólo son 13 semanas" e inventarse el tiempo donde no lo haya.

       Cuando has superado esas 13 semanas de duros entrenos y grandes sacrificios, el día de la Maratón es en sí una recompensa, incluso antes de tomar la salida, pues ya solo cabe disfrutar. Sí, con mucho esfuerzo, luchando contra el muro, controlando el ritmo cada pocos mentros... pero nada va a ser tan duro como los largos entrenamientos día sí y día también y, sobre todo, los sacrificios realizados para llegar hasta ese día en las mejores condiciones.

       
Leer más...

29ª Media Maratón Elvas-Badajoz. Crónica de una MMP y buenas sensaciones.

Como decía días atras en este mismo blog, este domingo tocaba correr en casa. Con la única presión que exige estar en buen momento de forma y hacer un tiempo decente, y la responsabilidad de correr en tu localidad ante tanta gente que conoces y que espera lo mejor de ti. Pero esto no me pesaba en absoluto, pero un poco sí el saber que esta no suele ser una carrera tan favorable como aparenta serlo.

Dos semanas previas cuidando los detalles de lo único que me puede perder: la alimentación. Esta mañana, poco después de ponerme en pie la rutina diaria... a la báscula!  60,2 kg. Empezamos con bien, con ligereza. Desayuno normal, el de todos los días, un café sólo y los "rituales" obvios que ya os imaginais y a la calle. Como costumbre cuando corremos en Badajoz el ir caminando hacia la meta escuchando música. En esta ocasión 40 minutitos de paseo. Hablaremos en días posteriores aquí mismo de alguna de estas manías propias.
La foto de club que no falte. Foto: Montse Pardal

Quedamos temprano con los compañeros de club y nos reclaman para que subamos al primer autobús que nos lleva hasta la salida en Elvas. Así que llegamos con tiempo para echar unas charlas y compartir esos buenos momentos previos con tranquilidad. Al rato nos ponemos la equipación y las "voladoras", foto con los compañeros del CAB y hacia línea de salida. Este año una salida mucho más estrecha en la calle contigua. Sin problema si sales adelante pero perdiendo bastante tiempo si no consigues colocarte bien.

Nueva salida en esta carrera. Foto Renko.
Ya estamos corriendo. Lo hago de inicio con tranquilidad, evitando ese primer km a ritmo elevado que siempre sale sí o sí. No me fijo en referencias pues una media maratón da para encontrarte con los que están a tu mismo nivel antes o después. Las primeras sensaciones son de comodidad, de correr fluido, de piernas ligeras. El km 1 saldría a 3:43

Pasamos por el acueducto. Corro por el lado izquierdo del carril para poder avanzar posiciones. A la altura de la rotonda del bombero voy junto al grupo de David Cano y Abraham Pagador y decido correr ahí en principio. Cuando vamos por la larga bajada veo que a unos 30 metros hay un buen grupo formado por gente como Raúl Silva, Matito, Ivan Garrido o el propio Espada, que está haciendo sus primeras apariciones. Doy un arreón hasta que consigo llegar a ellos con intención de quedarme ahí para el resto de bajada.

Parte final de la bajada. Foto Renko.
Miro mucho el reloj para no excederme en los ritmos pues las piernas me están pidiendo ir a más. De hecho termino en la parte delantera del grupo compartiendo la iniciativa con Matito y Espada. Después Ricardo se retiraría para acompañar a alguien que iba más retrasado. La bajada la hacemos a ritmos de 3:31 - 3:37 y 3:40.

Corriendo otra vez en llano toca ver cómo quieren las piernas correr. Voy cómodo y con soltura y aún así siento que voy progresando bien respecto a los compañeros del grupo. Es cuando empieza la subida posterior cuando me llevo una grata sorpresa: veo el cartel del km 7. ¿¿¿ Ya el 7 ??? Me da la sensación de que acabamos de empezar y ya nos hemos ventilado 7 kms. Me siento aún pleno de energías, así que elijo seguir corriendo así, por sensaciones pero conteniendo. 

Terminada la subida sin agobios empieza el sector llano de la carretera paralela a la autovía. Corro junto a Ivan Garrido y otro atleta portugues, el resto han quedado atrás. Más adelante alcanzaríamos a Roberto, que viéndose sólo decide esperarnos y correr en grupo. Jorge Sierra va en el grupo pero un poco a la espectativa de cómo responden sus fuerzas. El ritmo es más alto que el esperado antes de tomar la salida, pero me siento con capacidad de mantenerlo. Así, desde el km 9 hasta el 15 los ritmos serían 3:38-3:42-3:39-3:39-3:45 y 3:43.

En la Avda de Elvas, últimos kms. Foto Renko

Hemos pasado el km 10 en 37:05. Estamos llegando a Caia entero. No aflojamos. Tampoco quiero sacar la calculadora a ver qué tiempo tendríamos en meta porque no quiero vender la piel del oso antes de cazarlo. Ivan lleva más ritmo y nos ha dejado atrás. Roberto se intentó ir con él pero vió y que tampoco era el ritmo y volvío a esperar a correr conmigo. Y así lo hicimos practicamente el resto de carrera. El atleta portugués que nos acompañaba se queda atrás al cruzar la aduana y Jorge por momentos toma iniciativas y en otros parece que flaquea.

La aduana, ese punto crucial, y lo hemos sobrepasado con buena letra. Se va notando ya el cansancio pero no hay sensación de que vayamos a tener problemas. Por la avda de Elvas el correr ya no es tan fluido y el sonido de la  respiración es más pronunciado. Los ritmos son un poco más altos pero son buenos. (3:45-3:47). En este sector nos ha alcanzado la segunda mujer, Tania Carretero y nos pasa con buen ritmo. Intento seguirla pero pronto me doy cuenta de que es forzar mucho, en cambio Jorge si consigue acompañarla. Corro sólo con Roberto.

Llegar al Puente de la Universidad "vivo" me da mucha confianza. Queda el último sector de la carrera, aunque se sufriera es casi imposible estropear la buena carrera que llevo. Las piernas ya van echando el resto con muestras de fatiga. Al salir del puente y correr por el Paseo Fluvial el viento da de cara, pero el saber que la meta está ahí mismo me permite no flaquear. Después, la Avda del Perú nos muestra que estamos a las puertas del último km. El km 19 ha salido en 3:41 y el 20 en 3:34.

A dos kms de la meta. Foto FotoBadajoz.com

En el último km Roberto me desea suerte y se queda descolgado. Me quedo solo y la sensación de fatiga empieza a aparecer, pero quedan metros y no me permito aflojar. En la subida por la Peugeot adelanto a algún atleta y al girar a la izquierda entramos en la avda. Villanueva para encarar a meta. Al inicio de esta calle miro el reloj para echar cuentas por primera vez en la carrera. Marca 1:17:00. Quedan unos 500 metros. Las cuentas me dicen que el 1:17 es imposible y unos metros más adelante, al marcar el reloj 1:18 empiezo a esprintar contra mí mismo para bajar mi marca actual de 1:18:58.

Por fin aparece el reloj y veo que vamos a hacer marca. Gesto de alegría apretando los puños y tiempo final de 1:18:35, puesto 46º de la general y 7º de mi categoría. Contento, muy contento, tanto por la marca que supone mi mejor marca en la distancia como por las sensaciones en carrera.

Ahora toca un par de semanas de entrenamientos un poco más relajados y de flexibilizar las costumbres cotidianas para llegar al día 21 de noviembre con fuerzas y muchas ganas. Ese día empezamos la preparación al gran reto de esta temporada, la Maratón de Sevilla. A continuación os dejo los datos de la carrera.

Leer más...

Ya está aquí la Elvas-Badajoz... "la carrera del año"

Si nos vamos al terreno futbolístico, cada vez que se aproxima un gran partido entre grandes contrincantes los medios se encargan de nombrarlo "el partido del siglo". Casualmente todos los años hay dos o tres partidos que son "... los del siglo", por lo que las cuentas no salen. Pero se considera tan importante que nos olvidamos de todo lo pasado y lo que vendrá en el futuro.

Volviendo a lo que nos ocupa, el atletismo, este próximo domingo tendrá lugar la Media Maratón Elvas-Badajoz con 2.000 personas tomando la salida en Portugal, cruzando la frontera, y con la única obsesión de cruzar la meta victoriosas. Ya hablamos en otra entrada de los aspectos técnicos de esta carrera, pero... y los aspectos emocionales!!

Entrando con 1:22 en 2013
Pues emocionalmente esta es "la carrera del año". Objetivamente, y de forma individual de cada atleta, puede que no lo sea y que el objetivo esté centrado en otra carrera, pero cuando se acerca esta cita nos olvidamos de lo que está por venir, de lo que ocurrió días, semanas o meses atrás, y esta se convierte en la carrera más importante. Y hablo en nombre de los atletas extremeños.

Tomar la salida junto a dos millares de personas, cada una con su ilusión y su meta, y llegar a meta, cruzando Badajoz, bajo el aplauso y la mirada de las familias de esos 2000, hace que no te tomes esta carrera de cualquier manera. Aunque no estés en tu mejor forma, aunque no te coja en tu mejor momento, aunque la hagas a modo de entrenamiento, ésta la haces sí o sí.

En 2014 sin caber en mi, tras bajar por primera vez de 1:20

Calentando junto al restaurante el Cristo se entremezclan en pocos metros cuadrados la élite capaz de correr en poco más de una hora los 21 kms, los que van a reventar el crono, los debutantes en la distancia, los veteranos de guerra, los que van a participar y les sobra y los que no han corrido nunca, ni volverán a hacerlo, pero se han preparado para esta carrera como reto personal. Momento único.

Personalmente no me tomé esta carrera como objetivo, pero es cierto que llego en buen momento de forma y me autoexijo hacer mi mejor tiempo en esta prueba. Saldré sin presión, sin prisa pero sin pausa y, sobre todo, sin volverme loco. No estoy dispuesto a sufrir lo del año pasado.

Mi debut en media lo hice en esta carrera en 2010, con 1:49:35. Al año siguiente finalicé en 1:40:31, y en 2012 me la perdí por lesión de última hora en el isquiotibial.

A partir de ahí la experiencia y la progresión me permitieron dar un buen salto de nivel deportivo. Así en el año 2013 me planté en meta con un 1:22:41 con el que me parecía que había tocado techo y del que ya empezamos a disponer de crónica en este blog.



En el año 2014 llegó el éxtasis para mí. Fue el abrir la puerta a codearme con los que disputan en la parte de delante de las carreras. Una sensación de que haces una marca que no te pertenece, porque miras atrás, en otras ediciones y los tiempos caen muy lejanos. Mi tiempo en meta fue de 1:19:48, que se mantuvo durante mucho tiempo como mi MMP de esta distancia. Fue de esos días que todo se pone de cara. También tiene su crónica

La del 2015 fue para olvidar. Con malas sensaciones desde el principio, las fuerzas me duraron hasta el km 10, a partir de ahí casi al trote a meta. Una de las peores carreras, sino la peor. Cruzamos la meta en 1:27:32 y también hubo crónica, porque hay que contar los éxitos pero estos no se consiguen sin fracasos como este. 

Y ahora llega esta edición. Con toda estas historias... ¡Como no va a ser ésta la carrera del año! Así que a disfrutar del ambiente, disfrutar de encontrarnos casi todos los que estamos metidos en este mundo, disfrutar de las endorfinas, de la tensión... ¡del olor a "reflex" mientras esperamos la salida! y, como no, de esa entrada triunfal en meta tras cruzar una multitudinaria Avenida de Villanueva, sea cual sea el tiempo que se haya hecho.
Leer más...

Carrera Popular Valle de Santa Ana. Subiendo a lo alto del podium

Nos propusimos esta temporada participar en carreras en las que nunca hubiésemos competido. Y así hoy nos plantamos en el Valle de Santa Ana haciendo caso de aquellos que hablan tan bien de esta dura prueba.

Llegamos con tiempo al pueblo pues antes se celebraban las carreras infantiles y corría Sergio. Sobre el terreno el amigo Jero me explica como es el circuito y cuales son los puntos más complicados. Aún así con los otros CAB en esta carrera, Sonia y Moi, y con Jose Cuello hacemos un reconocimiento del circuito pudiendo descubrir que realmente se trata de un recorrido duro. Habría que dar una vuelta inicial pequeña y posteriormente otras tres al circuito grandes. Practicamente nada de llano, lo que motivaba que en los segmentos por kms que me salieron finalmente fueran muy dispares (3:37 - 3:49 - 3:34 - 4:04 - 3:28 - 4:11 - 3:23)
El CAB en Valle de Santa Ana
Ya en la salida algunos atletas con calidad pero, en general, el nivel no es alto. Se inicia la carrera y Carlos de Moreno toma unos metros iniciales. Desde atrás aparece adelantando tranquilamente Bruno Paixao, que se acababa de bajar del coche y no habría ni calentado. Acabaría ganando la carrera.

Terminamos la vuelta pequeña, pasamos por meta y enfilamos la subida más dura. Me habría propuesto correr con cabeza y llegar con fuerzas para disputar en la última subida de la carrera. Así que subo a mi ritmo sin intentar seguir a nadie y sin cebarme.


Al llegar arriba empieza una larga bajada. Sé que es practicamente el principio y que llevo mucha gente detrás, pero me centro en recuperar el aliento tras la subida y si me alcanzan o me adelantan quedarán dos subidas más, y ese es mi punto fuerte donde poder recuperar lo que pierda ahora. Así que me dejo caer y aún así se corre por debajo de 3:30.

Al llegar abajo una ligera subida, paso por meta y otra vez empezamos la subida grande. Por delante cuatro atletas van destacado. Álvaro, del Triatlón Pacense se descuelga de mi y me quedo un momento sólo y alcanzo a un joven corredor del CEN Elvas. Por detras Carmelo y otro atleta del Fregenal están cada vez más cerca.
Entrada en meta

Es en la bajada cuando estos nos alcanzan y vamos unos instantes corriendo los cuatro pero los dos atletas del Fregenal aprietan en la bajada. Me quedo un poco descolgado esperando que llegue a última subida. En uno de los giros miro para atrás y hemos abierto un buen hueco. Echando cuentas nadie de mi categoría ni por delante ni a mi alrededor. Parece que el podium está asegurado.

Paso por meta y empieza la última vuelta. En la subida nos agrupamos los cuatro de nuevo. Toda la subida y gran parte de la bajada vamos dejando pasar los metros, sin querer tomar iniciativas. Es llegado abajo cuando dos atletas se adelantan y me quedo con Carmelo, y cuando enfilamos la subidita para encarar a meta se queda éste atrás pudiendo entrar yo finalmente séptimo a meta y primero de mi categoría, con un tiempo de 27:27.

Podium de Veteranos A

Nos llevamos buen sabor de boca de esta carrera muy parecida a la de Jerez de los Caballeros por distancia y por sus cuestas. A continuación dejo los datos de la carrera. 

Leer más...

Carrera Popular de Alqueva. Deja vu del año anterior.

      Otro año más, a finales de octubre como siempre, y como buena piedra de toque para evaluar el estado en que nos encontramos para la media maratón Elvas-Badajoz, se presenta la Carrera Popular de Cheles. Como ya dije esta semana en otra entrada en este blog, aquí siempre sucede alguna historia para recordar.

     Por previsión de lluvias dejamos a la familia en casa y vamos en el coche con Angel y Ricci. Llegamos a buena hora al pueblo, recogemos el dorsal y nos tomamos tranquilamente un café en el bar de la plaza antes de empezar a calentar. Finalmente no llueve, pero la temperatura es fresca y hay viento que dará de frente en carrera a la hora de encarar el pueblo.

      Arranca la carrera y la intención inicial, para evitar el sufrimiento de las últimas competiciones, es dosificar mejor el esfuerzo controlando el desgaste en los primeros kms. La salida la hago sin volverme loco y corriendo por el pueblo hay mucha gente delante mía. Poco a poco voy ganando posiciones, aún callejeando, hasta que alcanzo a un grupo de corredores del Atletismo Olivenza en donde se encuentra Raúl, con el que antes de salir ya sabíamos que nos tocaría compartir carrera. 

       Salimos del pueblo Carlos Caldera impone su ley desde el principio. A la postre ganaría la carrera. Por detrás Juan Francisco Sanchez, Kiri y Grillo, y a continuación, en un peldaño de nivel inferior el resto de la carrera. Sigue habiendo más atletas de la cuenta por delante, pero seguimos con la estrategia de correr a mi ritmo y confiar en ir cogiendo a gente. Raul y yo corremos emparejados, como esperando que los kms se vayan sucediendo y esperando a que llegara el final de carrera para jugárnola una vez más.

        De regreso al pueblo, en esta primera vuelta hemos adelantado a esos 10 ó 12 atletas que iban delante nuestra, ya hemos formado un grupo definido y por delante nuestra ya sólo corren los cuatro primeros, que dentro de la normalidad son inalcanzables. Mi carrera está siendo un calco de la del año pasado pues en el grupo estamos los mismo tres: Rober, Raúl y yo, y además hay un invitado de lujo, Ivan Garrido.
Con Raúl luchas encarnizadas en carrera, gran amistad dentro y fuera de la misma

         Pasamos por meta para completar la primera vuelta en 19:07. El ritmo se incrementa ligeramente y, aunque quiero guardar todo lo posible para el último sector de carrera me veo obligado a exigirme para no descolgarme. Salimos del pueblo nuevamente y seguimos los mismo cuatro. Dirección al pantano, con perfil y viento favorable vamos corriendo en fila india. Ivan va tomando la iniciativa, Raúl, yo y Rober (por este orden) le seguimos. Me voy exigiendo más de lo que me gustaría a estas alturas pero no puedo dejar escapar este tren.

Primer paso por meta. Foto:Raul

      Trás el giro en el pantano encaramos al pueblo. Sector definitivo, últimos kms decisivos, el podium está en juego. El deja bu del año pasado. Más aún cuando Ivan parece que se aparta y nos quedamos otra vez los mismos tres. Raúl mete un acelerón, parece que es el que más fuerte está. Toca exprimirse para que no se escape. Pasamos un instante de mini crisis pero cuando consigo emparejarme otra vez, manteniendo las opciones, me recupero.
Compartiendo los éxitos del club
      Y llega el momento clave, ese momento en que se rompen las hostilidades, sacamos todo lo que tenemos dentro y no nos guardamos nada. Afrontamos la subida más larga, la que en su parte alta tiene el habituallamiento. Raúl y yo a la par y por detrás Rober sufriendo un poco más, cuando de la nada, sin saber cómo ni de donde ni por qué, aparece Luis Alves, de la AACB, con un demarraje digno de ciclismo. Viene fuerte de detrás y pretende adelantarnos sin darnos opciones a engancharnos a él. Rául acelera y le sigue. En un principio parece que se me van a escapar y yo me jugaría un puesto con Rober, pero al instante me exprimo para seguirles y antes de llegar al puesto de habituallamiento los he alcanzado. Rober sí que parece que se ha quedado definitivamente.

       Ligera bajada antes de encarar la subida final al pueblo. Rául lanza un ataque (después me contaría que no quería jugársela al sprint como el año anterior) y se escapa. Luis Alves le sigue y parece que también se me va, pero a mitad de subida parece que se desinfla y lo sobrepaso. 

Podium Veteranos A
       Encando ya la bajada a meta a Raúl echa el resto vigilándo sus espaldas y es inalcanzable. No se fía porque me ve que estoy medio sprintando, aunque no era para darle alcance sino para defender el puesto con Luis que estaba muy cerca mía. Finalmente cruzo meta en 37:13, mejor tiempo en esta prueba, siete segundos más rápido que el año pasado. 6º de la general y 3º de mi categoría Veteranos A, consigo subir al podium otra edición más.

       Carrera apasionante, de correr en grupo, de controlarnos unos a otros, de dosificar, de mirar las caras a ver cómo de cansado va cada cual. Atletismo puro y duro, y a pesar de la competencia mucha deportividad. Cruzar la meta y "hacer las paces" con un abrazo. A continuación los datos de la carrera.
  
Leer más...

Este domingo Carrera de Alqueva. A ver que historia nos traemos este año.

      La Carrera Popular de Alqueva tiene algo que gusta y no se sabe explicar qué es exactamente. Porque cuando cuentas que este 10 mil son dos vueltas de 5 kms en donde sales del pueblo y vas por una carretera en donde haces un giro de 180º y vuelves al pueblo... en principio no suena muy atractivo. Os pongo a continuación el track de mi carrera del año pasado para que vean el circuito quienes no lo conocen.
  
                 
     Quizás el encanto resida en una serie de detalles inapreciables que en su conjunto hacen de esta una gran carrera. Quizás sea la gran barra que se monta en la plaza donde esta la meta y en la que pides una consumición y te ponen un plato de pescado que han estado pescando los vecinos con antelación. O quizás sea que yo tengo predilección por esta carrera porque cada año me traigo una historia importante que contar.

    Cuatro paricipaciones en Cheles, en esta misma carrera, y como digo cuatro historias de las que se recuerdan. A saber:

Octubre de 2011: Primera vez que corría aquí por recomendación de los amigos y debut en competición como atleta del Club Atletismo Badajoz. Mi tiempo fue de 40 minutos y algunos segundos. Con la emoción se me olvidó parar el crono al cruzar la meta. Por entonces para mí era un señor tiempazo, aunque lo importante de esta edición fue vestir por primera vez la camiseta blanquinegra.

Entrando en meta en 2011
 Octubre de 2013: Por coincidencia con la Media Maratón Badajoz-Elvas, en 2012 no corrí en Cheles. Pero me estaba reservando para lo que vendría el año siguiente, en 2013: mi primer podium. Aquel día quedó para siempre en mi retina. Sólo los que no han conseguido nunca un podium saben lo que esto significa. Recuerdo la carrera metro a metro, pero resumiendo mucho fue así: Primera vuelta dentro un grupo de cinco persiguiendo a un escapado inicial. Aquel escapado era un novato Genaro Pizarro, hoy con la maquinaria perfeccionada al que nunca daríamos alcance y reciente vencedor de la carrera de Oliva de la Frontera. En el grupo de cinco cuatro del CAB, Victor Sanchez, Albert, Juanjo y yo, más Raúl Silva de la AACB. Poco después del primer paso por meta le dimos alcance a Genaro. En la segunda vuelta se escapan Victor y Albert, por detrás Juanjo y Raúl, y más atrás yo sólo controlando que no se acercara Genaro. Al final 5º de la general y 3º de mi categoría, con 38:20. Pinchando aquí leerás la crónica de aquel día.



Octubre 2014: Este año la historia que se recuerda es de carácter negativo. Fue mi primer y único abandono. Un par de semanas previas con la garganta tocada por un resfriado que no se terminaba de ir y con unos síntomas que sólo se manifestaban al correr: sensación de ardor en la garganta y ganas de vomitar al parar. Por el mito de que el resfriado se suda insistí e insistí y no terminé de curar. Me presenté en Cheles confiado en que en competición siempre sale la cara positiva, pero en la segunda vuelta, justo en el giro de 180º para volver al pueblo tuve que parar con una presión en el pecho tremendo y de nuevo las nauses, que mi hicieron tumbarme en el suelo un rato a recuperar el aliento tras unos momentos de angustia. Vuelta al pueblo al trote. Crucé la meta porque allí estaban esperándome, pero no cuenta. Posteriormente paré unos días que me sirvieron para recuperarme. Pinchando aquí puedes leer la crónica de aquella agonía.


Octubre de 2015: El año pasado volvímos al podium en esta prueba, esta vez como de mi categoría. Hubo que sudar ese puesto pues mi carrera se desarrollo en un grupo de tres que se estaban jugando dos plazas de podium. Espada, Mendo y Grillo iban por delante nuestra lejos de alcance. Mendo se aseguraba ya el primer puesto del podium de veteranos. Por detrás corríamos juntos Raúl, otra vez como en 2013, y Roberto; los tres veteranos, jugándonos los dos puestos de cajón que quedaban, se mascaba la tensión. En la segunda vuelta intenté dejarlos atrás al menos un par de veces, pero no se soltaban ni con agua caliente. Ya en la última rampa del último km Rober se descuelga y en línea de meta Raúl y yo nos la jugamos en un sprint trepidante. El público en meta agradeció el espectáculo que dimos en esa llegada y yo conseguí aquel 2º puesto de categoría con un tiempo de 37:22. Esta es la crónica.

Momentazo final de la carrera del año pasado
La pretensión inicial de este año es hacer un 36 minutos. Buena forma llevamos para conseguirlo. Tras unas semanas pasadas de entrenos intensos y cargas de kms, esta semana la estamos tomando más tranquila para llegar pleno de facultades. El resultado lo contaremos aquí.
Leer más...

Fotografías I Cross Solidario Virgen del Pilar - Princesas Rett

Leer más...

Crónica I Cross Solidario Virgen del Pilar. Larga vida a esta carrera.



   Fotografías. Más de 700 fotos pinchando aquí


    Una nueva carrera nace en Badajoz con mucha fuerza: El I Cross Solidario Virgen del Pilar, solidario con la Asociación Princesas Rett. Un novedoso circuito que se atreve a cruzar el mismo centro de la ciudad, algo que los atletas siempre hemos pedido. La gente ha respondido agontando los dorsales pero, como toda carrera en su primera edición, tiene mucho margen de mejora y algunos pequeños detalles que pulir, que durante la crónica iré comentando según se han ido presentando.
De nuevo el CAB cumpliendo
    Bien fresquita salió la mañana, y como la carrera no tenía salida hasta las 11:00 voy hasta la salida caminando, unos 30 minutos, escuchando música, aprovechando así para ir soltando las piernas. Ya en el sitio fueron llegando los compañeros e iniciamos el calentamiento unos 40 minutos antes de salir.

     Minutos antes de la partida se anuncia por megafonía que se retrasará un cuarto de hora la carrera. Desconozco cuál sería el motivo pero eso ya hizo que los atletas estuviéramos parados más de diez minutos y la salida fuese en fría. Un problema en el circuito anunciaban.

Al paso por Puerta de Palmas
      Tras escuchar varios éxitos del verano por fin se da la salida. Antes de terminar el paso por el lateral de Castelar, unos 500 metros después, ya estaban determinadas las primeras posiciones para el resto de la carrera. Carlos Caldera y Chamizo se marchan en solitario, les sigue Mendo la estela a distancia, detras Albert y Carlos Maldonado con otro dos chicos y, a unos metros, Fran y yo.
       El paso por la Puerta de Palmas un lujo. Allí estaba Ana, echando fotografías, con Sergio. Y poco después la primera y única rampa de la carrera, la subida a la Plaza Alta. El primer km lo habíamos realizado en 3:27 y tras esta subida el segundo salio en 3:43. Era la primera vez que una carrera subía a esta Plaza en este sentido. Fue en esa subida cuando Fran y yo conectamos con Carlos y Albert y los otros chicos que iban de verde. Era un lujo que de seis componentes del grupo, cuatro fueramos del club. Además dos de ellos Fran y Maldonado compañeros de muchos entrenos. Tantas aventuras contadas  y ahora estábamos ahí compartiendo la misma.

Paso por la rotonda de Los Poetas
        La bajada la hacemos en grupo y como es una zona adoquinada todos vamos buscando la zona de la calzada con terrazo liso para que no dolieran la planta de los pies. Una vez bajada la zona del Campillo giramos a la izquierda y tomamos Circunvalación con otra novedad, corriendo en sentido contrario al Baluarte.

          Aquí Carlos y Albert toman la iniciativa del grupo y voy aguantando aunque con ciertas dudas de hasta cuando. Pero llegando a la rotonda de Los Poetas me empiezo a encontrar mucho mujer y en el Puente de la Autonomía tomo la iniciativa. Un chico de los de verde se ha descolgado metros atrás y delante de nuestro grupo de cinco sólo corren los tres primeros.

Por el Parque del Guadiana.
          El km 3, coincidiendo por el paso por Circunvalación, se hizo en 3:29. Al finalizar el puente giramos a la izquierda y tomamos nuestro Parque del Guadiana. Y digo nuestro porque son muchos kms semanales en lo que llamo nuestro "centro de alto rendimiento". Esto era correr en casa y lo demás son tonterías. 

          Dirección al Puente Real el aire es molesto, de cara. Durante este tramo en el parque se echa de menos algo de vigilancia por parte de alguien (voluntarios, guardias, etc) que evite equivocaciones en el recorrido o que alguien intente acortar distancias tomando el camino que no es. Este tramo seguimos corriendo los cinco pero según nos acercábamos al Puente Real me costaba más seguir dentro del grupo.

Entrada en meta.
          Cuando vamos a dar el giro existe un poco de confusión por el camino a seguir pero al final el chico de verde que nos acompaña parece que tiene claro el recorrido. De vuelta hacia al Puente de Palmas Fran y Albert van más finos y Carlos y yo vamos sufriendo un poco más; el grupo empieza a partirse aunque seguimos corriendo casi en fila india a unos tres o cuatro metros unos de otros. El ritmo por el parque fue muy constante: km 4-3:36, km 5-3:37, km 6-3:37, km 7-3:37

         Finalizamos la zona del parque y subimos una pequeña rampa hacia el Puente de Palmas. Ahí ya voy muy justo e intento no descolgarme de Carlos. Por detrás veo que viene el amigo David Cano, a unos treinta metros. Al más mínimo flaqueo me dará alcance. Pero una vez corriendo por el puente la meta se ve cerca y la recompensa al esfuerzo es sólo cuestión de echarle algo de pasión. 

Al finalizar la carrera con Paco, Carlos y Fran, compañeros de entrenos.
       Las pulsaciones las llevo a mil, las piernas me suplican que afloje, la respiración a todo volumen... pero ya estamos llegando a Puerta Palmas y de ahí a meta es un suspiro. Ese km, el 8, es el más lento, a 3:40.  Pasado ese punto subimos por la calle Prim. Era poca pendiente pero ya voy muy atascado y me cuesta la vida. Giramos a la derecha, a la calle Santo Domingo, que nos llevaría en línea recta a meta. En ese giro aprovecho para echar otro vistazo a la retaguardia. Cano sigue a la misma distancia que antes, pero suficiente como para intentar darme alcance.

       Pero a lo lejos se ve la muchedumbre en meta. El ambiente es espectacular, como en las grande ocasiones. Esto me sirve para sacar el último aliento y apretar hasta cruzar meta para conservar la 8ª posición. Y así finalizamos con un tiempo de 31:59 los 8,86 kms que marca mi GPS, habiendo corrido a 3:37 de media.

         Sacando conclusiones, he corrido rápido, el ritmo está dentro del nivel que ahora mismo disfruto, pero he sufrido demasiado y ya van dos carreras consecutivas así. Habrá que trabajar la resistencia haciendo entrenos más específicos. Sin duda llegaremos al punto óptimo.

        Me dicen, me cuentan, que esta carrera tiene intención de volver a celebrarse en posteriores ediciones. Los atletas de Badajoz y de Extremadura pueden estar contento pues ha nacido una de esas carreras que se marcan en rojo en el calendario y además tiene un margen de mejora impresionante. Este año seguro que ha sido de gran aprendizaje a la organización y al próximo año nos puede brindar una carrera de lujo, como lo ha sido esta, pero a lo grande. 

        A continuación los datos de mi carrera
  
Leer más...

Crónica de la Meia Maratona Badajoz-Elvas. Mi marca no refleja todo lo que sufrí.

     Tres años después nos encontramos otra vez en la Avda. de Huelva, en Badajoz, para disputar esta media maratón. La mañana ha amanecido fresca y con la ligera brisa que se predecía en días anteriores, que además daría de cara en la carrera.

      Después de repartir los dorsales a los compañeros del club y algo de calentamiento, nos vamos a línea de salida. Línea que está más retrasada que en otras ediciones; me comentan que ya el año anterior fue así.

Buen grupo del CAB se presentaba en línea de salida.
       La salida no parece que sea muy rápida pero los dos km iniciales los hago en 3:35 y 3:37. Mi intención es correr por sensaciones y no marcarme un ritmo, quizás esto lo acabaría pagando posteriormente aunque esta táctica casi siempre me funciona muy bien.

Salida en la Avda. de Huelva.
          Y es que el paso por Badajoz y la Avda. de Elvas lo hice siempre por debajo de 3:45. Notaba que iba algo revolucionado pero confiaba en aguantar este nivel hasta la subida a Elvas. Así en dicha Avda. de Elvas se forma un buen grupo que hubiera sido el bueno para mantenerse a cobijo, pero de las pocas veces que lo hago, me lancé a una aventura imposible. Me sentí bien y me fui en solitario, antes de pasar por delante del Faro, dejando atrás a un grupo con gente como Filipe Mota o Pepe Rambla.
Paso por la Avda. de Elvas.
          Pasamos la aduana y las sensaciones no son de ir con soltura pero sigo confiando en las posibilidades. Los ritmos altos se siguen manteniendo, pero voy corriendo solo. Pasando Caia se presenta una ligera rampa en subida, miro para atrás y veo que no he conseguido distanciar al grupo, aunque ya sólo quedan cuatro en el mismo. Decido aflojar un poco y dejarme alcanzar.
      Así me pongo a correr de nuevo en grupo. Pasamos el km. 10 en un tiempo de 37:30. Noto que voy con lo justo pero quiero acabar en grupo ese tramo hasta la bajada, y ahí recuperarme un poco para afrontar la cuesta. Un km y pico después me quedo descolgado. Los ritmos ya no son los mismo y veo que voy a llegar sin reservas a la larga subida.

En plena subida, a punto de reventar del esfuerzo
       Es el km 13, veo un papel de un gel en el suelo. ¡Ostras! ¡no me he tomado el gel! Por distancia aún estamos a tiempo pero si me lo hubiera tomado antes quizás estaría corriendo más fácil y no me hubiera descolgado del grupo al evitar un poco la sensación de fatiga. Me han alcanzado las tres primeras mujeres, que van corriendo en grupo.

        km 16. Definitivamente he "petado". Corriendo en llano a 4:00. Inmediatamente empieza la subida de algo más de 2,5 kms. Acorto la zancada para que me sea más fácil progresar. Me anima que van pasando los metros, los restaurantes, los comercios y no estoy "muriendo" definitivamente, cuando a la altura del Modelo aparace el amigo Jero con su bicicleta y se queda conmigo a darme ánimos.

Entrada en meta exhausto.
           Por detrás dice que no me van a alcanzar (no me había atrevido a mirar para atrás) y por delante va sólo y parece que sufriendo Filipo Mota. Como buen ciclista empieza a animarme con el típico y continuo "venga, venga, venga, va, va va,....", para que apretara el ritmo, pero yo estaba más para aflojarlo que para incrementarlo. Y aunque los ánimos me están sentando como latigazos para que no parara, la realidad es que me sirven para no desfallecer, pues de haber ido sólo.....

           Llegando a la rotonda de Elvas, un policía en moto llama la atención a Jero y le echa un buen rapapolvos y temo la descalificación, pero el policía se va y continua conmigo por lo que supongo que no sería para tanto. Y cuando vamos a entrar en la muralla y se acaba la cuesta me dice que vienen apretando por detrás. Eso ya no me gusta tanto y ahora ya con terreno favorable si puedo empezar a echar el resto.


        Casi en las puertas del estadio y viendo que a Filipe iba a ser imposible cogerlo, en una pequeñisima rampa tras la que empiezas a ver la pista de atletismo, empieza a tensarse el isquiotivial de la pierna izquierda. Empieza a doler incluso y me asusta si me tengo que parar en la misma puerta, pero al empezar a bajar otra vez se pasa, y entrando en el estadio puedo mirar atrás y ver que nadie me va a alcanzar.

        Así afronto con tranquilidad la vuelta a la pista que me queda, pero realmente estoy muerto por el esfuerzo. Finalmente finalizo en 28º lugar de la clasificación general, con un tiempo de 1:22:22, a 3:54 de media. 5 minutos menos que mi mejor tiempo aquí en 2013.

         Mucho premio para una carrera mal afrontada. Quizás el que no corra una media maratón desde el Campeonato de Extremadura, en Montijo, en abril, hizo que no tuviera en cuenta algunos factores y regulara mejor el esfuerzo. Así que contento con la marca pero con un sabor agridulce por todo lo que sufrí. Me quedo sobre todo con que aguanté muchísimo tiempo, hasta meta, sufriendo. El aguantar esos niveles de esfuerzo es lo que me hace en muchas ocasiones marcar diferencias. A continuación los datos de mi carrera.

Leer más...

Corremos la Media Badajoz-Elvas, tres años después

       
    Ya tenía ganas de meterle mano a esta carrera y volverá a ser este domingo. Ayer comprobando cómo fueron mis otras participaciones en años anterior comprobé que hacía más tiempo del que yo pensaba que no la corría. Así que realmente ya toca.

      Casi mismo recorrido que su homóloga, la Elvas-Badajoz, pero muy distinta en cuanto a su forma de afrontarla. La cuesta de los últimos kms a las que tantos temen injustificadamente es la seña de identidad de esta carrera, junto con la finalización en la pista de atletismo del Estadio de Elvas y la salida en la Avda. de Huelva de Badajoz. Es curioso cuando vas a tomar la salida en Badajoz escuchas las indicaciones por megafonía en idioma portugués.

       Mucho ha cambiado la organización de esta carrera, enfocando sus miras en los últimos años hacia el atleta popular y no hacia el elitismo y haciendo una carrera mucho mejor organizativamente.

        Fue en 2012 cuando corri por primera vez esta carrera. Eran tiempos en los que en salida te daban un dorsal plastificado y en meta lo devolvías y servía para la carrera del año posterior. Tiempos en los que corrían dos o tres atletas venidos de lejos a por el suculento premio del ganador y unos cuantos más con fiebre de atletismo, pues poco más atraía a correrla aparte del encanto de salir de un país y terminar en otro.

        En ese 2012 sufrí en carrera como pocas veces. La temperatura fue más alta de la cuenta y mis sensaciones fueron nulas desde el principio. Mi tiempo final fue de 1:37. Aquí mi crónica de ese día.

Año 2012


        Mi segunda y última participación fue en 2013. Mucho mejor que el año anterior y en pleno crecimiento deportivo mejoramos el tiempo en 10 minutos. La experiencia me hizo guardar para los últimos kms y así acabamos con un tiempo de 1:27. En el siguiente video momento de mi llega a meta y pinchando aquí la crónica.


          El nivel deportivo al que estoy en 2016 está a años luz del de entonces. Sumado esto al buen momento en que me encuentro presumo que la carrera me va a salir bien y va a ser fácil mejorar mi tiempo aquí. Esto se llama vender la piel antes que el oso, pero me gusta el atrevimiento y no esconderme. Ahí queda... 

             Aquí el video a su paso por Badajoz de la carrera en el año 2014.

 
Leer más...