Crónica 30ª Media Maratón Elvas-Badajoz. 1:17:57. Toda la carrera hecha por sensaciones

Más de 1400 personas hoy han tomado la salida en el Parque da Piedade en Elvas, y tras algo más de 21 km han sido 1380 los atletas que han cruzado la meta en la Avenida de Huelva en Badajoz completando esta 30ª Media Maratón Elvas-Badajoz. Datos que nos dicen que esta es la media maratón más importante de Badajoz, y por ello está más que justificada la ilusión que ponemos los atletas locales y los forasteros todos los años cuando nos decidimos a correrla.


Este domingo aún no había sonado el despertador cuando ya estaba en pie. Tiempo suficiente para desayunar, preparar todo y salir caminando alrededor de unos 3 kms hacia la zona de meta. Nada más salir a la calle se me viene a la cabeza la frase "hoy no hay excusas". El día fresco pero el cielo totalmente despejado y nada de viento a esas horas, por lo que ningún factor externo va a impedir que se entregue en competición lo que cada cual lleva en las piernas.

De los primeros en la zona de salida da tiempo para relajarse, charlar y cambiar impresiones con amigos a los que no ves tan a menudo antes de ponerse a calentar. El ambiente, como siempre, único e inigualable. Ya a falta de media hora y tras dejar los enseres en el guardarropa un calentamiento suave, justo para entrar en calor, foto con los compañeros del Atletismo Badajoz y hacia la línea de salida.
 
Abel de azul y Víctor de rojo y verde
Me coloco en la zona delantera aunque no en primera fila, es suficiente para no atascarse dado el pistoletazo con la aglomeración de gente. Y así fue, nada más empezar mucha gente por todos lados pero casi todos corriendo rápido por lo que no me agobio. De ahí hasta practicamente la salida de Elvas me situo a la izquierda y voy ganando posiciones poco a poco. Pasada  la rotonda del bombero, justo cuando empieza la bajada, llego al grupo de atletas con el que antes o después iba a tocar compartir km.

Los 3 km y pico de bajada los hago metido en un grupo. Me dejo llevar por las sensaciones aunque de vez en cuando relajaba más si veía que el ritmo era inferior a 3:25. Es normal ir más rápido en bajada pero no tanto. Cuando termina el tramo favorable me veo por delante de dicho grupo y, aunque hay un momento de duda, decido obedecer a mis piernas que quieren estar ahí. Al momento aparece a mi lado Victor Parra, Abel Caro y Antonio Gonzalez y formamos un grupo con el que compartiríamos muchos kms.
 
Aún sin respiración nada más llegar a meta
Toda la carretera paralela a la autovía hasta llegar a Caia lo hicimos los cuatro en paralelo, sin tirar nadie de nadie, permitiéndonos incluso alguna conversación sobre carreras y tiempos, por momentos parecía más un entrenamiento que una competición. Fueron momentos bonitos. Solo miro el ritmo cuando pasa cada km y el reloj avisa, los tiempos lo marcan las sensaciones. No sé así terminaré en un tiempo u en otro, pero es un ritmo alto y suficientemente contenido como para llegar hasta el final.

Una vez entrados en España y pasada la aduana llega un momento crítico. Ya sólo estamos Víctor, Abel y yo y me empiezo a quedar por momentos descolgado de ambos. Con dudas desde muchos km atrás de si aguantaría el ritmo que estabamos llevando parece que se estaban confirmado los peores presagios. Una vez pasado el Faro le digo que sigan adelante que está todo bajo control, prefería ir solo a un ritmo que permitiera llegar vivo a meta con un buen tiempo que reventar en el último tramo. 

Pero al poco llega un avituallamiento y parece que fue de agua bendita. Tras unos sorbos de agua parece que me vuelvo a animar y engancho con los dos amigos e incluso me permito llevar la iniciativa. Ahora es Abel el que parece flaquear hasta que se quedó definitivamente. Este momento de resurgimiento lo captan a la perfección mis amigos Andrés y Ana con su bicicleta en el siguiente vídeo (muchas gracias hermanos).


Ahora estamos Víctor y yo. Pasamos de un ritmo de 3:44 a 3:41 y esto nos permite paulatinamente acercarnos a los atletas que van adelante, alcanzarlos y adelantar al menos 5 posiciones más. Ahora estamos en el Puente de la Universidad y empieza a oler a meta. A partir de ahí los siguientes dos kms los hago en 3:38 y 3:39 y Víctor, con más fuelle, se va hacia adelante. Aunque voy apurado sé que no voy a desfallecer y que voy a llegar bien a meta.

Ya en el último km tiramos más de corazón que de piernas y cabeza. Como quería que pasara, llego "vivo" a línea de meta. No sé que tiempo llevo pues no miro el reloj. Tras toda la carrera por sensaciones sin mirar ritmos no iba a hacerlo a metros de meta. La recta hasta meta abarrotada de gente animando y aplaudiendo y yo correspondo saludando, pero cuando alcanzo ver el reloj, faltando un suspiro, veo que va por 1:17:52. Dejo los saludos para después y aprieto los dientes, animado por mi amigo Da Silva que estaba de speaker, para conseguir no superar el tiempo de 1:18.
 
"Achuchando" para entrar en 1:17
Lo consigo finalmente haciendo un tiempo oficial de 1:17:57. Si bien es verdad que de antemano confiaba en bajar mi marca en media de 1:17:43 el pasado enero, desde casi que salimos de Elvas sabía que este no iba a ser el día, pero no puedo estar cuanto menos que contento y orgulloso del tiempo conseguido, que sí es mi mejor tiempo en esta carrera, mejorando 40 segundos la del año pasado. 22º clasificado en carrera y 5º de mi categoría de edad. Aquí la clasificación general.

Esta carrera me confirma que estoy en el buen camino. Ya predije en la entrada que hice en el blog esta semana que no normal sería hacer un 1:17 y así fue. Lo más bonito es que la experiencia me ha enseñado a no depender de un reloj para controlar ritmos. Una más a la saca y ahora a seguir mirando hacia adelante.

Leer más...

Un año más, la tan esperada Media Maratón Elvas-Badajoz

Hay carreras que se señalan en rojo en el calendario de cada atleta, y hay otras que se marcan en rojo, se subrayan y, además, se pintan con fluorescente. A mi me ocurre con la Media Maratón Elvas-Badajoz, que aunque no sea objetivo, aunque no se haya preparado específicamente, hay que correrla te encuentres en buena forma o no.
 
Momento de la carrera de 2016
Los factores que influyen a esto son que es la prueba más multitudinaria de Extremadura, que tiene meta en casa, en Badajoz, que fue la primera media maratón que completé (1:49) allá por 2010 y ésta será la sexta vez que la corra, además de otros aspectos que comento en el post 30ª Media Maratón Elvas-Badajoz 2017. Análisis y reflexiones previas.

Mi participación en esta edición la afronto con optimismo. La realidad es que ha llegado sin esperarla, sin esas ganas de otros años de que llegara, ya que no me he entrenado pensado en este día. De hecho llego con muchísimos menos kms que otros años y apenas una o dos tiradas de 20 km. Pero los km que sí he hecho han sido de calidad, que sumado a los resultados de las competiciones de las últimas semanas más lo buenos entrenos que están saliendo me hacen pensar que no puede salir mal tiempo.

Recorrido prácticamente en línea recta

No me marco ningún tiempo final, ni siquiera un ritmo de carrera. Mi intención es tomar la salida y que las piernas corrar a lo que quieran. Suena a suicidio deportivo, pero correr por sensaciones es un método que me da buen resultado pues inconscientemente la mente regula el esfuerzo acorde a los kms que quedan por delante. Aún así siempre está el gps para echarle un ojo y no pasarse, pero intentaré mirarlo sólo cuando suene al paso de cada km.

Como no suelo esconderme y me gusta ese punto de presión tengo que apostar por un tiempo. Hace un año conseguí marca personal en media maratón con 1:18:38 y no estaba tan rápido como estoy ahora (la mejoraría un par de meses después en Sevilla con 1:17:43), por lo que creo que no es un atrevimiento pensar que debe salir un tiempo de 1:17.

Entrada en meta en 2016 con marca personal hasta entonces

Un par de inquietudes. Una, la climatología, sobre todo ante la posibilidad de viento de cara que descartaría cualquier posibilidad de buena marca. Aquí se corre en línea recta y si da de cara el viento lo hace de principio a fin. La otra inquietud, mi forma de entrenar desde que empezó la temporada. En distancias cortas y medias me está dando resultados, pero ¿dará para llegar con fuelle a los últimos kms? Esta carrera será el test definitivo para después decidir si seguimos entrenando igual o hacemos algún ajuste.

Sea como fuere, no será ningún drama un resultado por debajo de lo esperado. Deportivamente me lo tomo como una carrera más, aunque emocionalmente sea otra historia. Por eso, el plan A será disfrutar y el plan B pasarlo bien.
Leer más...

Crónica de la 13ª Carrera de Algueva. A 4 segundos de marca personal en 10 km

Un año más no me vuelve a defraudar. Una edición más tengo cogida la medida a la Carrera de Alqueva, en Cheles, y me sale un buen papel. Tanto que he estado a punto de hacer marca personal en 10 mil en un circuito con cuestas. 36:29 mi tiempo oficial frente a mi marca 36:25 en el Rui Nabeiro de Elvas, en Portugal, el año pasado. Sí, lo sé, voy buscando los circuitos "fáciles".


En el post que escribí esta misma semana, en la previa a esta carrera, ya comentaba que hacer 36 estaba al alcance, sólo tenía que salir lo que se estaba entrenando, que todo sea dicho, no son kms y kms hasta aburrir sino calidad, calidad y calidad. De esto hablaré algún día, esperaré a que pase la media de dentro de dos semanas para confirmar mis sensaciones. El amigo Cabrera, de quien he entrado a pocos metros en meta, tiene algo de "culpa".

También quiero agradecer a la organización que se acordara de mí al nombrarme para subir al podium, haciendo mención a mi blog y la publicación desinteresada que hago a su prueba. La verdad que es fácil, yo siempre sostengo que la mejor publicidad es el boca a boca, así que no me sale otra cosa que hablar bien de la Carrera de Alqueva. Sólo un apunte... hay que acelerar un poco la entrega de premios. He visto cómo gente ha estado mucho tiempo esperando para recoger su premio y al final se han tenido que marchar por compromisos laborales. También me consta que fue debido a un error en los datos de un atleta.


De la carrera propiamente, pues fue como me temía. Un mano a mano con entre ASFAS y CAB en esa parte delantera. Calentando ya podimos ver que el poco viento que había daba de espaldas cuando se volvía hacia el pueblo, pero quizás esto podría provocar que no nos refrigeráramos bien frente al calor que estaba empezando a hacer antes de salir.

Una vez salimos, un poco de callejeo por Cheles recibiendo los ánimos del público y posteriormente salida a la carretera que nos lleva al embalse. En cabeza va un chico joven que va en solitario, detrás Kiri y Cabrera, más atrás otro chico que también parece juvenil (solo tendría que dar una vuelta al circuito), otros dos atletas y, a continuación, Roberto, Víctor Hernández, Juan Mediero y yo.


Tras los dos primeros kms rápidos (3:31 y 3:27), ya en la carretera Víctor empieza a marcar un ritmo exigente. Increíble el crecimiento de este atleta en sólo dos años. En algún tramo corro junto a él para que hacerlo más llevadero y llegamos al giro del embalse. Vuelta hacia el pueblo. Ahora el ritmo sigue siendo exigente aunque tengo la sensación de ir dosificando bien.

Llegando a Cheles en la subidas se descuelga Roberto y quedamos sólos Víctor y yo. Cuesta pronunciada y línea de meta. En ese primer paso, en la bajada, relajamos para recuperar el aliento para encarar la segunda definitiva vuelta. Víctor parece imprimir un ritmo más exigente, por momentos me es imposible dar un relevo, no encuentro el espacio.



Después del callejeo otra vez a la carretera. Creo que percibo la estrategia de Víctor: marcar él solo el ritmo y llevar la carrera a donde él la controle. Entendería entonces que cada vez que intento avanzar para dar relevo él incrementa el ritmo, y que no me viera con espacios para poder hacer dicho movimiento. Entendido así me dejo caer y me pongo a su estela. Bien es verdad que tenía la sensación que se en algunos momentos se me escapaba, incluso llegó a distanciarse unos metros, aunque al llegar las subidas otra vez estábamos ahí.

En estas hemos alcanzado a un atleta. Uno de los chavales que iba delante ya terminó su carrera, que era más corta, y quien iba primero no era juvenil como pensaba y ahí seguía abriendo la carrera. Detrás Kiri, más atrás Cabrera, otro chaval y a continuación Víctor y yo, que nos estábamos jugando el tercer puesto de la categoría, pues Kiri y Cabrera casi se aseguraban los dos primeros.

De cara ya a Cheles alcanzamos al chaval que iba delante nuestra. Vamos 4º y 5º. No voy justo pero sí creo que no voy a llegar para mucha "fiesta" en recta de meta y Víctor parece que va firme a terminar la carrera. En la penúltima cuesta soy yo el que ahora va delante, me sigue Víctor y el chico portugués al que hemos alcanzado. Antes de llegar al avituallamiento Víctor se ha quedado un poco. Aún así no incremento ritmo y en la bajada previa a la cuesta final me la tomo de preparación y recuperación de algo de aliento. Cuando la empezamos estabamos juntos otra vez y, ahora sí, decido incrementar el ritmo con decisión.


Con dudas de las fuerzas que quedaban parece que no voy subiendo con dificultad. Siento que me quedo sólo, así que más motivación para seguir a ritmo alto hasta meta. Voy mirando para detrás y parece que Víctor ya no me alcanza. Pero es cuando más de una persona me va diciendo "¡venga que lo coges!",, y cuando ya me iba a "dejar caer" a meta veo que Cabrera, que iba tercero no va tan lejos.

Intento escurrir mis fuerzas pues lo veo alcanzable, pero no fue posible. Iba tan centrado en mi batalla con Víctor que no miré más adelante, aunque ahora en frío sigo pensando que no se hubiera dejado alcanzar. Así, a pocos metros de meta miro el reloj de la organización y marca 36:20. ¡Bien! iba a bajar de 37, pero  ¡#@x%&!  ¡por poco no hago marca personal aquí!. Así que finalmente 4º de la clasificación general y 3º de mi categoría.

Ahora a no volver a competir hasta la Media Maratón Elvas-Badajoz, para la que no tengo un objetivo concreto, sólo conseguir lo que mis piernas quieran correr. No pinta mal viendo cómo han salido las últimas carreras, y como dije antes será la confirmación o no de lo adecuado de la manera de entrenar que estoy siguiendo desde que empezó la temporada. La hacemos y ya os cuento.

Amigo Raúl Silva, me has faltado tú aquí hoy. No desanimes, grandes retos en otras disciplinas deportivas y de la vida te darán grandes victorias. Mi carrera de hoy y mi podium van para ti.



Leer más...

De nuevo a la Carrera de Alqueva. Y ya van seis.

Otro año más se presenta esta carrera que se disputa en la localidad de Cheles, y otra edición más que voy a tener el placer de correr. Desde que corrí por primera vez en 2011, sólo me he perdido una vez esta carrera y fue en 2012. La XII Carrera de Alqueva del próximo domingo sera la sexta vez que participe aquí.


A pesar de mi mala memoria me acuerdo de cada una de estas carreras. Ya antes de la del año pasado hice un repaso por lo que pasó en años anteriores, en donde no está incluida la del año pasado por no haberla corrido aún. A modo de tiempos se resume en estos datos:

2011 ...............  40:00
2013 ...............  38:20
2014 ...............  la terminé andando por estar indispuesto.
2015 ...............  37:22  
2016 ...............  37:10 

La progresión dice que este año toca bajar de 37 minutos. Me podía curar en salud diciendo que los años no pasan gratuitamente o que en algún punto debe estar el tope. En cambio me atrevo a decir que es posible. No probable pero sí posible. Los entrenamientos están saliendo muy bien, a ritmos a los que nunca lo había hecho anteriormente.

Pero estos buenos entrenos no se estan reflejando en las competiciones. Aunque las carreras están saliendo buenas, no termina de salir el nivel y las sensaciones de la preparación de las mismas. Por eso últimamente no termino tan contento como debería tras las pruebas... hay mucho más que sacar. 

No sería mal lugar los 10 km de la Carrera de Alqueva para que saliera esa carrera que estoy esperando y, de esta forma, continuar con la progresión de los tiempos y conseguir con esto un poker de trofeos de Cheles, ya que tengo tres podium allá, la carrera en donde más veces pisado cajón.


Como aspecto negativo, en esta edición me va a faltar mi amigo Raul para poder jugarme la carrera con él en los últimos metros. Se te echa de menos dando zancadas. Desde aquí todo mi ánimo.
Leer más...

Crónica de mi I Carrera por la Salud. Mucho respeto a las carreras cortas.

Cuando ya la mayoría tenemos la mente en la media maratón del próximo noviembre se presenta una carrera corta como la de este domingo, la I Carrera por la Salud, de 4,5 km, que te obliga a cambiar el chip y correr a ritmos más exigentes de lo que estamos acostumbrados. Carreras como estas son las que hacen que estés alertas y no dejes de hacer entrenamientos rápidos y de calidad. Particularmente este tipo de carreras me infunden mucho respeto. Considero más aseguible hacer una media maratón a ritmo de 3:40 que 5 km por debajo de 3:30.

Pasando por meta en el primero de los dos giros

Incluso tenía en mente hace algunas fechas competir en el 10 km que hoy también tenía lugar en Sevilla, pero surgió esta prueba en una barriada en la que he pasado muchos años y de donde puedo contar muchas historias y no podía desaprovechar volver a ella para competir.

Hoy empiezo por el final, por el resultado y la conclusión. Completé los 4,5 km que tenían las dos vueltas al circuito en un tiempo 15:54, a 3:28 de media. Al terminar la carrera me quedó un poco de sensación de decepción por haber sido quien cerraba el grupo que fue todo el tiempo en cabeza de carrera y no haber sido capaz de ganar alguna posición en los últimos metros. Después, según me  fuí enfriando y reposando las sensaciones, me dí cuenta que realmente salió una buena carrera, pues correr por debajo de 3:30 de media no es fácil y además he conseguido mantener el ritmo hasta el final. Simplemente mis competidores fueron mejores que yo.


Los inicios de la carrera fueron algo caóticos. Desde el principio en las primeras posiciones, en un grupo con mi compañero Albert y el resto todos del club ASFAS. El caos vino cuando la calzada la dividían conos y no quedó claro por qué lado tendríamos que correr. Nos encontrábamos corriendo con los coches de frente y la calle abierta al tráfico. Finalmente, sobre la marcha, entendímos de por donde era por donde debíamos de correr. La experiencia mejorará esto para la próxima edición.

La primera de las dos vueltas la terminamos el grupo de siete juntos y abriendo hueco por detrás. La segunda vuelta ya iba marcando quien estaba con más piernas. Albert y Montero no abandonaban la cabeza del grupo y ellos iban marcando el ritmo. Detrás íbamos Grillo, Víctor, Roberto, otro chico de ASFAS y yo alternando posiciones.


Al girar en el Fuerte de San Cristobal para encarar los últimos 500 metros a meta ya sabía que no estaba yo para mucha batalla. Miro el reloj y la media es de 3:28, cuando me propuse como objetivo inicial hacer la prueba por debajo de 3:30. Pienso que aguantando el ritmo del grupo me bastará para conseguirlo. Así y todo no me descuelgo y entramos juntos en la larga recta de meta.

Albert impone su veteranía y calidad y hace un cambio de ritmo con el que se queda sólo y le sirve para conseguir la victoria. Detrás de él las posiciones no están definidas, incluso hay momentos de dudas de si apretar o no y miradas entre nosotros, pero ya llevaba la mentalidad de aguantar y no se me pasaba por la cabeza un sprint. Ahora, a tiempo pasado, pienso que me faltó carácter y que si la mentalidad hubiese sido otra... Sí, ahora se piensa muy fácil, pero por entonces demasiado era aguantar donde estaba.

Ahora toca pensar en Cheles, la próxima semana. Para mí siempre una cita importante, a ver si es posible que salga lo que creo que tengo en las piernas.

Fotografías de la I Carrera por la Salud



Leer más...

II Cross Virgen del Pilar. Se nos fue en los últimos metros.

Hoy es uno de esos días en los que a pesar de hacer un buen tiempo y de haber corrido rápido, no me queda buen sabor de boca. En este II Cross Virgen del Pilar, en Badajoz, conscientes de que hacer podium por categoría era practicamente imposible venía a mejorar el tiempo del año pasado y no ha sido posible.
 
Con Paco y Fran
Como siempre que hay carrera en Badajoz voy caminando desde casa, para estirar las piernas y relajar la tensión previa de cada carrera. Llego con bastante tiempo a la salida y caliento más que tranquilamente. Las piernas hoy transmiten buenas sensaciones y bajar la media de ritmo del año anterior (3:37) no es que sea fácil pero se me tercia asequible.

Me prometo que no voy a contagiarme de la salida rápida si la hubiera. Bien posicionado comenzamos la carrera sin mirar a nadie y sólo yo como mi propio rival. La bajada por el parque de Castelar hasta Puerta Palmas cómoda con los amigos Paco y Fran al lado. Por delante un grupo de 7 u 8 atletas a los que algunos se podía llegar en otro momento si todo va según lo previsto.

El único tramo problemático de la carrera, la subida a la Plaza Alta se solventa bien, uyendo de los adoquines y buscando la parte plana de la calzada, aprovechando la bajada para recuperar el aliento del esfuerzo de la rampa anterior. Una vez bajado el Campillo aún estoy en compañia de Fran y Paco, pero a partir del giro a la izquierda buscando Circunvalación Paco se empieza a escapar.
 
Con Fran por mitad de carrera
Del grupo de delante se empiezan a descolgar dos ASFAS, Victor y Montero, y sirve como aliciente el alcanzarlos. Mientras, por Circunvalación, corro con Fran, es más o menos mitad de carrera y el ritmo medio dice que vamos mejor que el año pasado. Además, no hay señales de alerta, por lo que sigamos igual y a por el objetivo.

A la salida del puente de la Autonomía los dos ASFAS alcalzables ya son tres, porque Grillo también empieza a quedarse. Quizás porque ya están cerca y vamos a darle ya alcance nos animamos y ese primer km por el parque sale a 3:29. Posiblemente este momento haya sido el que haya sacrificado mi posibilidad de un final mejor a esta carrera. Justo lo que no quería que sucediese: perder la noción de mi carrera para pensar en alcanzar a gente.
 
Entrada a meta
Pasando el Puente de Palmas todos hacemos un grupo más o menos numeroso, pero al llegar al final del Parque del Guadiana y girar para buscar la salida del parque un km y pico más adelante empieza este grupo a estirarse y se hace una selección. David Cano, que va cogiendo la forma, nos alcanza a todos y nos adelanta, a Fran no soy capaz de engancharme y también se me va. Me quedo con Montero en un reto de a ver quién resiste hasta meta sin reventar.

A partir de ese giro en el parque algo hace que se baje el ritmo de casi todos, pero sobre todo el mío. Paso de ir corriendo a 3:35 a hacer en el km siguiente a 3:44 y ya sin recuperarlo hasta el final. Cuando subimos al puente para encarar Puerta Palmas pita otro km, este a 3:45. En este punto estamos muy igualados respecto al año anterior, pero de mejorar lo haremos muy poco. 

Pasando Puerta Palmas Montero va unos metros delante mía y opto por no intentar ni alcanzarlo. A parte que ya iba justo de fuerzas y hubiera sido difícil no había a esas alturas de carrera nada en juego, por lo que intento aguantar lo que queda de ritmo hasta meta.

Termino la carrera en 10ª posición de la clasificación general con un tiempo de 31:09, a 3:37 de media. Esto es 10 segundos más lentos que el año pasado. Correr casi 9 kms a esos ritmos es para estar satisfecho, pero considero que actualmente estoy para mejorarlo y, sobre todo, para plantear la carrera más inteligentemente, sin estropearlo en los últimos dos kms. No está dicha la última palabra.



Leer más...

Misma semana, distintos entrenos, en 2016 y 2017. ¿Cuál crees que es más efectiva?

Esta mañana al echar un vistazo a las redes sociales, Facebook me recordaba publicaciones de años anteriores. Una en concreto me llamaba la atención, justo de hace un año, y es la siguiente fotografía:




Una muy buena semana de carga kilometrica aquella de 2016 pensando en las medias maratones que se acercaban. La media de los 106 km fue de 4:37 minutos el km, que está muy bien. Pero si miro la misma semana de este año, o sea, la que terminó ayer resulta lo siguiente:


Son justamente 50 km menos que hace un año. En total 56 km con una media de 3:52. Cuando los objetivos a estas alturas son los mismos ahora que hace un año, que no es otro que coger una buena forma para competir en las carreras más próximas.



Los resultados inmediatos están siendo mejores ahora que hace un año. La duda está en cuando se presenten las largas distancias. Y yo guardándome mi opinión, me gustaría saber la vuestra. ¿Te gusta esta estrategia de menos kms a más intensidad? Me gustaría saber qué opinas

Aquí puedes ver mis entrenamientos en Strava

 
Leer más...

II Carrera Noctura "Ruta 091". Aguantando los ritmos altos hasta el final

Una semana más tarde de disputar la Media Maratón de Valdigüelo se presentaba en Badajoz la II Carrera Noctura "Ruta 091". Prueba organizada por el Ayuntamiento y la Policía Nacional, con motivo de la celebración por parte de ésta de su festividad por los Santos Arcángeles. El año pasado se celebró en Valladolid y este año lo hizo en la capital pacense.

Por mi parte traía el listón alto después de la buena carrera que me salió el domingo, pero realmente fui más tranquilo aquel día de lo que estaba este sábado. Me inquietaba enfrentarme a una carreras corta y rápida, que exigen explosividad durante el 100% del recorrido. ¿Aguantaría el ritmo alto hasta el final? ¿Reventaré a mitad de carrera?


La carrera tenía salida y llegada en el Parque de la margen derecha del Guadiana, lugar donde suele entrenar a diario. Llegué allí una hora antes después de estar prácticamente todo el día fuera de casa, después de toda la mañana trabajando y por la tarde estar compartiendo con los amigos en la fiesta de la Almossassa. Una vuelta al parque para calentar, unos ejercicios de técnica de carrera y a la salida, con el desconocimiento por parte de casi todos de por dónde pasaba realmente el circuito.

En la salida se complieron las peores de mis espectativas: salida rapidísima en la que no quería perder el contacto con la parte delantera para que luego no fuese imposible llegar a ellos. En los primeros metros algunos giros por el parque hasta, dentro del mismo parque, dirigirnos hacia el puente real. Al menos no se me ha ido nadie, salvo Caldera y Chamizo, que estaban en otra carrera.

El primer km lo hago en 3:20. Voy corriendo con dos ASFAS y otro chico de Entrena y Mejora. Vamos muy rápido pero tengo la sensación de que podré aguantar bien a esa intensidad, que no a ese ritmo, aunque realmente no miré el reloj en ningun momento de la carrera para no obsesionarme con los ritmos.
Falló por parte de la organización repartir gente por el parque para avisar a los paseantes que por alli se disputaba una carrera. Así a la vez que corríamos íbamos dando gritos a la gente para que se apartara, pues suponía un peligro importante de choque.

Al llegar al Puente Real se cumple la peor de las espectativas. Hay que subir al mismo a través de la escalera. Ruptura de ritmo total, cuando íbamos a 3:35, para subir 20 o 30 escalores. Lo hago como bien puedo y ahí se rompe el grupo de cuatro que íbamos. Desde ese punto (km2) hasta el final corriendo sólo. Los Asfas se han quedado atrás y el atleta se me escapa un poco por delante, aunque consigo seguir su estela.

En ese momento me rebasa otra atleta y es cuando me descuelgo totalmente del atleta que va delante, pues forman los dos un grupo y se escapan. Así que corro sólo por el Puente Real y posteriormente por Paseo Fluvial. Este último tramo se hace largo pues no puedo perder ni una décima mirando hacia atrás. La media de ritmo en ese tramo es 3:35. Creo que por detrás, si no reviento no me van a alcanzar por no se escucha cerca a nadie.

La dichosa calle parece que no termina nunca y llegamos al cruce del Puente de la Universidad. Cuando encaro la zona de entrepuentes que lleva al Puente de Palmas veo que se ha parado uno de los dos atletas que iban delante mía, llevándose la mano al gemelo. En ese momento paso a ser cuarto clasificado. Voy muy justo de fuerzas, aunque creo que aguantaré hasta el final, pero voy en "modo agonía".

Cuando pasamos por delante del Puente de Palmas no lo tomamos, si no que seguimos recto hacia la rotonda de los Poetas. Hasta aquí habíamos corrido por la acera. Sin bien teníamos un carril de la calzada para la carrera los de delante estábamos corriendo por la acera todo el tiempo. Pero pasando por delante de Puerta Palmas si nos obligan a salirnos al asfalto, pues al llegar a la rotonda hay un giro de 180 grados en donde se vuelve por la acera hasta el Puente de Palmas, para ahí si tomarlo para dirigirnos a la meta.

En ese giro me da para echar una visual de cómo va la carrera. Caldera y Chamizo prácticamente juntos, el atleta que va tercero no me lleva mucho pero a esos ritmos es inalcazable y por detrás tengo una distancia casi que me asegura la cuarta posición. El puente se me hace infinito. La primera parte hace un poco de pendiente y parece que estoy subiendo el mortirolo. Además teníamos que sortear a la gente paseando, que de ningún otro modo se percataba que por allí pasaba una carrera.

Al salir por fin del puente giro a la derecha y tras unos 100 metros otro giro a la derecha para afrontar recta de meta en bajada. Aprovecho esas curvas para mirar la distancia que llevo por detrás y no hay peligro de que me alcancen, así que a la multitud que se agolpa en meta le hago un gesto para que salga Sergio a acompañarme a entrar en meta. Supongo que interpretarán mi gesto aunque de noche, de lejos y entre tanta gente no sé donde están. Efectivamente aparece Sergio y con él de la mano consigo entrar en meta, no sin antes estar a punto los dos de irnos al suelo.

Lógicamente contento con el 4º puesto de la clasificación general, que a su vez es 1º de mi categoría. Competitivamente la carrera ha salido bien, a pesar de la salida rápida conseguí aguantar ritmo alto y que no me alcanzara nadie durante la carrera, salvo aquel chico en la primera parte de la carrera. Analizando los ritmos no estoy tan contento, porque creo que podía haber hecho esta carrera a 3:30 de media o por debajo si no hubiese salido tan rápido. No me gusta hacer las carreras de más o menos.



Leer más...

Crónica de un tercer puesto en la VII Media Maratón Valdigüelo

     Hay días en los que te presentas a una competición con un mar de dudas sobre la carrera que te va a salir. Hoy era mi caso en la VII Media Maratón de Valdigüelo, en Santa Marta, en donde me presentaba con las piernas muy rápidas en los últimos días pero muy escaso de entrenamientos largos y nulo de ensayo de cuestas. A la vista de las dos últimas semanas podían pasar dos cosas: Sucumbir en los últimos kms por falta de fondo o salir una carrera de las que se quedan en mi memoria. Y por fortuna se dió el segundo caso.

Podium general masculina

     Saliendo de casa temprano, aún de noche, quedan 45 minutos de camino hasta Santa Marta. Voy bien de tiempo, he desayunado tranquilo y en la calle la temperatura es fresquita y sin viento. Las primeras pinceladas de día se presentan de cara. Llego a la finca en donde es la salida una hora antes y me acerco al kiosko a tomar un café con tranquilidad. Allí aparece Fran con todos los dorsales del club ya recogidos y sus respectivos chips para las zapas. Poco por lo que preocuparse.

     Unos 25 minutos antes de la salida hacemos un par de kms de calentamiento y sin más nos plantamos en la línea de salida para que los jueces de la Federación Extremeña den la salida. Tengo intención de dar todo lo que tengo pero no voy a volverme loco desde el principio, un poco con la incógnita de como es el nuevo recorrido que ya se hizo el año pasado pero yo no participé.


        Tomo la salida y tengo mucha gente alrededor, pero no me agobio. Esto es muy largo y el perfil se complica lo suficiente como para que cada uno vaya a su sitio de forma natural. Al salir al camino más ancho me situo en la parte más a la izquierda y voy ganando posiciones. Adelante del todo se ve a Juan Domingo a lo suyo, escapando en solitario, y por detras una serie de atletas. Habia que considerar entonces que corríamos juntos los del cross y los de la media maratón y que al llegar a la separación de ambas pruebas veríamos cómo quedarían las posiciones.

       Al empezar la primera subida, poco más de un km después de la salida, ya he llegado a la parte delantera de la carrera. Ahora a resolver la incógnita de cómo se me dará la subida. Las primeras sensaciones no son buenas aunque voy aguantando, pero va pareciendo que no dentro de mucho tocará caminar. Pero poco a poco voy cogiendo un paso corto y decidido que me hace optimizar el esfuerzo, como cuando un ciclista consigue sentirse cómodo encima de la bicicleta. Eso me pasó en esta subida, porque sin dejar de subir me fui encontrando mejor, alcancé a los primeros atletas del cross y fue el primer año que llegué arriba sin tener que parar a caminar.

      En esa cima comienza la zona desconocida y coincide la bifurcación de los atletas del cross y de la media, comenzando la bajada. Antes de que empiece a hacer cábalas sobre mi posición actual me alcanza Victor Parra, del Atletismo Santa Marta y me comenta que corramos juntos mientras podamos. Echando cuentas deducimos que delante sólo hay dos atletas, Juan Domingo y el incombustible José Pérez del Fregenal. Esos kms junto a Victor se hacen amenos pues vamos charlando de aspectos de la carrera y sobre cómo debemos enfocarla para llegar "vivos" a meta.

Bolsa del corredor + premio por podium

      En esa primera bajada nos alcanza y nos sobrepasa Raul Guerra, del Alburquerque. Poco a poco y entre comentarios y charla sobre geles deportivos nos vamos presentado en las proximidades de la segunda dura subida. Víctor me explica cómo es el nuevo recorrido y me cuenta que la próxima subida es una de las largas bajadas de anteriores ediciones. Me gusta, porque es un subida larga pero en donde se puede correr. Si me adapto como lo hice en la primera todo irá bien.

        Al llegar me cojo mi paso e inclinación idóneo para la subida, como si en bicicleta metiera el plato chico. Víctor se queda algo rezagado, pero sé que en la bajada me va a alcanzar. Me voy sintiendo genial y me motiva que tengo a Raúl cada vez más cerca hasta que lo alcanzo y llegamos juntos arriba. Volvemos a pasar por parte del recorrido que hicimos antes, el de la bifurcación pero esta vez tomamos el camino que antes tomaron los del cross. Psicológico es que esto significa que nos encaminamos a la zona de meta, aunque aún quedan casi 7 km. Los kms se me están pasando muy rápidos, y esto es buen síntoma.

       Cuando parece que he cambiado de compañero de viaje nos alcanza Víctor Parra en la bajada. Un grupo de tres optando al tercer puesto de la clasificación general, esto pinta entretenido. Lejos de cambios de ritmos y vigilarnos seguimos haciendo comentarios sobre nuestro estado y sobre la carrera. No quiero decir que fuéramos de rositas pero por detrás no se intuía a nadie y los tres íbamos muy iguales de ritmo y fuerza, por eso íbamos de cara y nos permitíamos esta distracción. Mis piernas notan algo de cansancio pero siguen desenvolviéndose bien.

Los tres primeros nada más cruzar la meta
       Saliendo al camino que conduce a meta seguimos los tres juntos, pero justo cuando se desvía a la izquierda para afrontar los últimos toboganes Víctor se descuelga y me quedo sólo con Raúl. Tengo la sensación de que en algún momento se va a ir hacia adelante pues me parece que va más entero. Aún así vamos corriendo juntos, aunque más tiempo tomando yo la iniciativa que él.

      Llegados al último avituallamiento ahora sí afrontamos el último tramo hacia meta. Un tramo que es favorable y ya sin dificultad en el perfil. Sigo tomando la delantera pero aumenta la sensación de que en algún momento Raúl me va a hacer un cambio de ritmo, pero sus cartas no son las que yo pensaba y nos acercamos al último tramo, el de entrada a la finca. Cuanto más tiempo nos acerquemos juntos a meta más confianza tendré en mí, pues sé que mi sprint es bueno aunque esté escaso de fuerzas. 

       En ese momento de visualizar la meta vamos corriendo a la par y doy aviso de que voy a disputar esa tercera posición. Al principio Raul acepta el reto y aguanta a mi lado pero pocos metros después me dice que no está para forzar más y que tire adelante. Dicho y hecho, aprieto el ritmo todo lo que puedo, pasando la última curva ya en recta de meta y mirando el retrovisor por si acaso.

       Fin de carrera con brazos en alto. Para algunos un tercer puesto no significará mucho porque tengan mucha calidad como para optar a más, pero para mí, y supongo que para la gran mayoría, terminar tercer clasificado en una media maratón como ésta, con más de doscientos competidores, supone un importante logro que hay que saber apreciar y, por qué no, celebrar.

        Tercero de la clasificación general, con un tiempo de 1:26:20, a una media de 4:11, pero sobre todo con sensacion de estar fuerte físicamente. Las dudas sobre mi nueva forma de entrenar se van despejando poco a poco y me hacen ver que no estoy equivocado. Pinchando aquí puedes ver los datos de mi carrera volcados a Strava.

         Al terminar nos quedamos a disfrutar de la buena organización, con su comida y su bebida y una bolsa de corredor infinita y unos premios de carrera generosos. Dar la enhorabuena a la organización porque año a año se supera, y a mejorado al que, a mi entender, era un punto flojo: el de las duchas, que nunca atinaba a llegar y que estuvieran abiertas. En esta ocasión el autobus te recogía en meta y te dejaba en el pabellón y al salir de la ducha el mismo autobús te llevaba a la fiesta del atletismo que tuvo lugar en Santa Marta.

    
Leer más...

Tenemos VII Media Maratón de Valdigüelo para este fin de semana

Intentando volver a la senda de la competición tras participar hace dos semanas en los 10 km de Valdebotoa, se presenta este domingo la VII Media Maratón de Valdigüelo, en Santa Marta, carrera por caminos de perfil escarpado sin llegar a ser de montaña.

Entrando en meta en la 3ª edición

Leer más...